• Regístrate
Estás leyendo: El milagroso hallazgo de Tu Youyou
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 14:39 Hoy

Sobre héroes y hazañas

El milagroso hallazgo de Tu Youyou

Gilberto Prado Galán

Publicidad
Publicidad

Si lo más granado del arte se obtiene gracias a una larga paciencia, los más altos hallazgos en el mundo científico son el resultado de una tenacidad impar, de una disciplina imperturbable. La historia del descubrimiento de la medicina anti-malaria por parte de la investigadora China Tu Youyou es, por decir lo menos, conmovedora.


Y escribí bien investigadora porque esta admirable mujer es célebre en su país por ostentar la triple negación: no título de medicina, no grado de doctora, no trabajo en el extranjero. El periplo hacia la desembocadura exitosa significada por el remedio fue muy espinoso y comprendió varias etapas o estaciones. En 1967 Mao Zedung, preocupado por los efectos deletéreos de la malaria, implementó una misión secreta para investigar cómo combatir la enfermedad endémica.


Y así se formó la misión “523”, en la que participó Tu. Tras el fracaso de esta primera acometida contra la malaria o paludismo comisionaron a la investigadora para que encabezara una segunda cruzada médica. 


Fue enviada a Hanai, una isla del mar de China meridional situada a 240 kilómetros al oeste de Vietnam, donde permaneció seis meses. Allí Tu redobló sus esfuerzos y logró sumergirse en las vivíficas aguas del saber de la medicina tradicional china, que había encontrado en el ajenjo dulce un paliativo contra el mal que se emperraba en diezmar ejércitos y en desaparecer de la faz terrena a miles de personas. Un extracto de este ajenjo llamado artimisinina empezó a dar resultados exitosos en ratones y monos. Y luego, en un acto de altruismo científico ejemplar, Tu se ofreció para ser el primer receptor humano del remedio recién descubierto. Faltaba, sin embargo, la sutileza del genio, la magia de la mirada aguda: calentar el extracto sin permitir alcanzar el punto de ebullición fue la clave de claves en la denodada búsqueda. 


Y así se logró vencer a la malaria y así pudo Tu Youyou salvar millones de vidas. Y agenciarse nada menos que el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en el año 2015.m



gilpradogalan@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.