• Regístrate
Estás leyendo: Carlos González Gamio: De mi pluma en el tiempo
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 17:06 Hoy

Carlos González Gamio: De mi pluma en el tiempo

Publicidad
Publicidad

De mi pluma en el tiempo de Carlos González Gamio (con prólogo de Ignacio Morales Lechuga)l reúne una colección de artículos periodísticos que abordan temas disímbolos, variopintos. La miscelánea incluye varios acercamientos al fenómeno de la hambruna de la Cuba en décadas pasadas, el negocio de la prostitución en la isla y la perpetuidad, en aquella época, de Fidel Castro.

Con una prosa que recuerda el consejo de Azorín -la facilidad acrece la facilidad-, González Gamio examina temas de actualidad quemante como, por ejemplo, la desunión de los mexicanos y la falta de confianza entre nosotros, la nueva historia mexicana o, en la paráfrasis, poderoso caballero es don banquero.

Los artículos se publicaron en el espectro temporal que comprende de 1989 a 1993. Me retuvo un artículo de innegable veracidad y que, por desgracia, aún impera en nuestras latitudes: “En la capital de la República Mexicana todo lo que ocurre se magnifica”. Y es aún hoy verdad que en el centro del país se reparte el bacalao:

“En una ciudad de las dimensiones de la capital de la República Mexicana todo lo que ocurre se magnifica; a ello obedece que las respuestas a grandes necesidades, a colosales demandas de una creciente población que aumenta geométricamente en proporción al crecimiento aritmético del espacio y los satisfactores vitales, también deben ser otorgadas en una macro dimensión”.

La rosa de los vientos temática de De mi pluma en el tiempo es, como ya dije, múltiple y siempre presidida por una curiosidad de resucitado. El libro, a pesar del tiempo en que fue concebido, tiene indudable vigencia.

Celebremos con vino de honor esta informada, lúcida y amena obra, de mi buen amigo Carlos González Gamio.

¡Salucita!


gilpradogalan@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.