• Regístrate
Estás leyendo: Avispero de sombras
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 22:43 Hoy

Sobre héroes y hazañas

Avispero de sombras

Gilberto Prado Galán

Publicidad
Publicidad

Las definiciones del verbo desaparecer que registra el diccionario de la RAE son inexactas: “Ocultar, quitar de la vista con presteza” y “Dejar de existir”. En ambas definiciones extrañamos el carácter o condición de incertidumbre respecto de la persona que ha sufrido la evanescencia.

Alguien que ha desaparecido es alguien que, en efecto, no está a la vista, alguien imperceptible (Ser es ser percibido, dijo el filósofo), alguien oculto, perdido y cuyos indicios existenciales se han de súbito borroneado, pero no sabemos si alguien desparecido ha dejado de existir, esto es, ha muerto. Lo que sí sabemos es que alguien desaparecido es alguien que no está.

Y perdón por el énfasis de la palabra alguien. El diccionario avisa –y en este caso sí con precisión- que alguien es el antónimo de nadie y, con menor frecuencia, de ninguno. Alguien que ha desaparecido permanece en la condición de un nadie por mientras.

No se trata de un nadie definitivo como el muerto. No se trata de un nadie definitivo como el cadáver a la vista. Se trata de un nadie por mientras. ¿Nadie por mientras de qué? Por mientras de que sepamos si pertenece al mundo de los vivos o al mundo de los muertos.

Esta duda o suspensión en el ánimo de quienes buscan o buscamos a los desaparecidos, este desasosiego mayúsculo, es el móvil de lo que ahora escribo.

El espíritu de quienes buscan a los desaparecidos oscila entre la esperanza y la desesperanza, entre la certeza y la desesperación aguijada por el cúmulo de indicios respecto de la presencia del otro en algún lugar del mundo, en algún insospechado paraje del planeta.

La marca de puntuación del desaparecido son los puntos suspensivos, porque la existencia de quien ha desaparecido está suspendida, suspensa. Qué terrible y qué angustiante es este malhadado limbo, el limbo de los desaparecidos...

gilpradogalan@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.