• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-12
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 13:10 Hoy

Columna de Gilberto Lastra

2017-09-12

Gilberto Lastra Guerrero

Publicidad
Publicidad

Para Emil Cioran, el filósofo rumano, el cínico es la persona que dice cualquier verdad sin ruborizarse. Luis Enrique Benítez Ojeda es así: ha dicho verdades políticas, partidistas y legales. Un cínico en el buen sentido de la palabra.

LEBO será presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Durango. Un personaje opositor que ha corrido riesgos y decisiones aún fuera de la lógica o decisión de sus correligionarios. Lo habla y lo recalca.

Pero en el fondo PRI recicla su historia reciente. LEBO ha sido crítico de las formas de su partido en el pasado. Ahora, no hay salida a la mala imagen de una toma de protesta donde la estela de la supuesta buena imagen del senador, Ismael Hernández Deras en su paso por la elección del Estado de México, que más que haberse ganado, no se perdió. Y una prueba de ello, es la apertura de poco más de 500 urnas determinada por autoridades electorales.

Hernández Deras comparte cercanía por los miembros de la Generación del 90 del Frente Juvenil Revolucionario (FJR) con César Camacho Quiroz, coordinador de los diputados en la cámara baja y exgobernador interino del Estado de México. Uno de los vínculos con la clase política mexiquense. Adrián Gallardo Landeros, ex asesor del Gobierno de Durango durante administraciones priistas, durante su reinado también formó parte de esa generación).

La valía para los priistas no fue haber ganado el estado, sino frenar a Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA). Lo que le redituó el buen ánimo de la cúpula priista.

Los elementos fueron puestos en la mesa. El grupo de Hernández Deras decidiría la jugada. Lo hizo. En ese momento fracturó al PRI.

Hernández Deras fue un estratega en su tiempo. Creó una generación de políticos para tener mayoría en el Congreso para mantener el control absoluto. Esteban Villegas antes de ser alcalde fue diputado local.

Y en la administración pública, como Otniel García Navarro por ser ejemplo más notable.

Es decir, hay un grupo de ocupará el PRI en su totalidad. Lo mismo en candidaturas. Por eso la molestia de los demás grupos priistas. Las puertas están cerradas.

La pregunta está en el aire: ¿negará el priismo lagunero el apoyo al PRI de manera definitiva? ¿El sector campesino se negará de nuevo?

No es la primera vez que hay sublevación en el PRI, José Manuel Díaz Medina, entonces líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC), y Raúl Medina, líder de sindicato de Transporte tomaron las oficinas del PRI EN 2004 durante la presidencia de Adrián Valles, parte primordial del grupo de Hernández Deras. LEBO era secretario de Elecciones del PRI.

El grupo sabe manejarse bajo presión.

Constitucionalista. La formación de LEBO en leyes le permite en el parlamento duranguense moverse con facilidad.

Dentro de la legislatura, la adecuación de la reciente Constitución local fue uno de los temas abordados. Deficiencias heredadas del pasado régimen de Gobierno priista.

Durante la aprobación del paquete económico para 2017, en la Comisión de Hacienda se tuvo que negociar la propuesta enviada por la administración estatal.

Humano, ha cometido errores. El ser el coordinador de campaña del candidato a gobernador de su partido y perder fue un golpe duro. La contundencia con la que perdió el PRI la capital del Estado y sus seis distritos no es un descalabro menor.

Ahora la pregunta es: ¿el PRI está preparado para asumir el riesgo de una oposición combativa y argumentada? Los mecanismos del PRI son en su mayoría operativos. No es lo mismo defender que atacar. LEBO comenzó su propia batalla y la argumentó. Solo.

El PRI es un partido popular y férreo en su forma de operar. Su mercado cautivo lo sostiene. La realidad es que el partido, mayoritariamente no supo reaccionar en el escenario opositor. Timorato.

Desarticulado seguirá. Incluso, a la sombra del mismo Benítez.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.