• Regístrate
Estás leyendo: Unos genios
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 04:58 Hoy

Uno hasta el fondo

Unos genios

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil leyó en sus periódicos de las actividades de Karime Macías, esposa de Javier Duarte, en Londres. La información ha sido difundida por el gobierno de Miguel Ángel Yunes, gobernador de Veracruz. Fotos aquí, fotos allá, que a unos pasos del Palacio de Buckingham, en una colonia de embajadas, se encuentra el exclusivo conjunto de departamentos donde vive la señora. Se llama Belgravia y hay ahí 48 departamentos. El valor promedio de cada uno de ellos es de 4 millones de libras esterlinas (unos 104 millones de pesos). La renta mensual de un departamento en ese edificio oscila entre 9 y 12 mil libras (o sea entre 234 mil y 312 mil pesos). No se sabe con certeza si la señora compró o rentó, pero se sabe que la zona en la cual vive Karime Macías hay parques privados y no es raro ver coches Roll Royce y Bentley.

Ahora mal sin bien, medita Gil, ¿ese modo de vida encierra algo reprochable? No, salvo que el dinero con el cual se pague ese nivel adquisitivo sea producto del robo. Y Gamés supone que la señora Macías no trabajó años para vivir así en Londres. ¿O sí? En cambio, ella y su marido han sido acusados de desvíos multimillonarios, robos a manos llenas, impresionantes corruptelas sin medida. Así las casas (muletilla patrocinada por Grupo Higa, a secas), la justicia persigue a la señora. La esposa del ex gobernador que visita tiendas exclusivas, gimnasios con alberca y clínicas faciales se ha dado la gran vida mientras su marido se encuentra en chirona. Así se usa ahora. Muy bien, felicidades. Bonnie and Clyde no lo hubieran hecho mejor.

Increíble

El gobernador Miguel Ángel Yunes ha difundido esta información y la señora Macías ha solicitado un amparo contra la orden de aprehensión librada en su contra por un presunto fraude de 112 millones de pesos durante su gestión como presidenta del DIF en Veracruz. Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y hesitó: ¿este golpe ayudará al hijo de Yunes en su carrera hacia la gubernatura de Veracruz? Nunca se sabe.

En cambio, Gilga sí sabe sin lugar a dudas que la indignante vida de Karime Macías pondrá otra piedra en la cólera social: el gobierno de Peña la dejó escapar, pactaron con el Gordo Javidú, le permitieron conservar a la señora algunas cuentas robadas. Con la pena, pero en efecto, la señora viajó tranquila y llena de billetes con su familia a Londres. ¿Esa es la justicia del gobierno de Peña Nieto? Esto lo escribe Gamés, pero lo dirán y repetirán, y no sin razón, todos y todas los que lean las noticias de Macías en Londres. No manchen, un poco de por favor. Sería suficiente con detener a la señora y presentarla ante el Ministerio Público, pero los usos y costumbres, mju, indican que lo reventemos en los medios. Increíble la visión de nuestros políticos, Gil se tapa los ojos con las manos e hiperventila.

Ganador

Hay una probabilidad de que al hijo de Yunes lo fortalezca la información de Karime Macías y obtenga una cantidad interesante de votos. Ahora mal sin bien: ¿conviene este pudridero a Meade?, obvio, no; ¿le hace bien a Anaya y al Frente al cual pertenece Yunes? No. Le traerá eso sí, un punto o más a Liópez y no sin razón: ladrones, bandidos, priistas del mal, ahora quieren taparle el ojo al cacho, o como se diga. Lo que se llama unos genios.

Por cierto, la más reciente encuesta de su periódico Reforma ha dejado a Gilga sin resuello: 52 por ciento Liópez ; 26 por ciento El Joven Tarabilla; 19 por ciento el ciudadano Meade. Auméntenle por favor un punto a Liópez después de la información de Yunes y listo, se acabó. Convendría que las elecciones fueran mañana, de otra forma, Liópez llegará a 60 por ciento.

Un amigo que no malquiere a Gilga le dijo: este arroz ya se comió. Y tan tan. O qué: ¿de veras creen que Meade puede ganar 32 puntos? No manchen. ¿Suponen que Anaya puede obtener 26 puntos? Nada de nada. Olvídenlo. Los adversarios de Liópez están para el arrastre lento.

Todo es muy raro, caracho, como diría Confucio: El hombre que comete un error y no lo corrige, comete otro mayor.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.