• Regístrate
Estás leyendo: Último modelo
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 20:00 Hoy

Uno hasta el fondo

Último modelo

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

La verdad sea dicha (sí, muletilla patrocinada por Morena y Liópez), Gil se pone muy nervioso cuando escucha que el secretario Nuño propondrá un nuevo modelo educativo para el ciclo escolar 2018-2019. A través de consultas con padres y maestros, expertos y organizaciones, el nuevo modelo propuesto por la SEP será actualizado de acuerdo con las necesidades del sistema de educación en México. Este último modelo ha surgido de la noche a la mañana y se parece mucho a una retirada estratégica, o a una promesa de abandono táctico. ¿Consultas con padres y maestros? ¿Maestros, como los de la CNTE? ¿Y como qué padres? ¿Ellos dirán cómo educar a los niños mexicanos? Válgame. Y si añadimos esa cosa nebulosa que llaman organizaciones y expertos lo que tenemos es un coctel espeso, intragable.

Vengan los jitomatazos sobre la humanidad de Gilga: los padres y los maestros no se encuentran en condiciones de crear un modelo educativo. Oigan esto: un grupo de conductores y amantes del automovilismo decidirán cómo se armarán los coches año 2018. Si invitaran a Gilga a este nuevo modelo automovilístico, le pondría a los coches las llantas en el techo. ¿Por qué?, porque así le gustan los coches a Gamés.

Instrumentos

Aunque al parecer la SEP no toca a retirada, lo parece. Foros van foros vienen; expertos suben, expertos bajan. Esa idea de que la democracia significa que todos metan su cuchara a la olla del puchero es veneno letal. Los expertos sin autoridad no sirven para nada; los padres que intervienen en la educación suelen hacerlo muy mal, los maestros deben dar clases, no crear modelos educativos. Entonces, en medio de la confusión pareciera que el mensaje del gobierno federal es que negociará esa reforma.

Si la lectora, el lector y le lecter están interesados en saber de la reforma educativa, Gilga se toma la libertad de recomendarles, primero, el artículo de Raúl Trejo Delarbre publicado en La Crónica: “Cinco mentiras sobre la reforma educativa”. Y un libro que huele a tinta fresca: Poder para el maestro, poder para la escuela, de Gilberto Guevara Niebla (Cal y Arena, 2016). ¿Cómo sienten estos instrumentos para la comprensión del problema? Ya, no empiecen, con ustedes no se puede.

Locura

Mientras Aurelio Nuño planea foros, conferencias y bailables, la CNTE quema camiones en Michoacán y agrede a pedradas a la policía. Las movilizaciones de la CNTE han afectado la programación de 125 trenes cuya carga equivale a 35 mil camiones tipo tráiler. Gil lo leyó en su periódico El Financiero.

Gil caminó sobre la duela de cedro blanco y caviló: los dirigentes de la CNTE entran a gobernación, luego se paran de la mesa y hacen la pataleta por el nuevo modelo educativo. Pero como todo es muy raro, para la SEP, la reunión fue un éxito y se acordó empezar con el primer foro para analizar la evaluación del desempeño docente. Gil lo leyó en su periódico MILENIO. ¿Cómo va tu matrimonio? Excelente, nos divorciamos mañana. Estamos muy contentos, ayer nos tiramos la vajilla completa a la cabeza. Pues así la SEP con la CNTE.

Entre todo el enredo educativo hay cosas divertidas que le salvan a Gilga los días nublados, el secretario general de la sección 9, Enrique Enríquez, dijo esto: “Esta mesa no avanzó, pero no quiere decir que esté rota (…) la CNTE solo pide ser escuchada con sensibilidad política y construir”. Bien visto, la democracia ganaría muchísimo si los maestros de la CNTE, todos, sí, sin excepción, volvieran a cursar la primaria, pero una primaria ya reformada.

Dementes

Games no sabe qué pensar: entre 10 y 15% de los habitantes de la capital sufre alguna enfermedad mental y requiere atención médica. Gil guardó silencio y meditó: le parece un porcentaje muy bajo, para qué más que la verdad. Salgan ustedes a las calles, aborden un Uber, entren a un banco, compren un boleto para el cine y sabrán si Gil tiene o no razón.

Gil lo sabe porque ha padecido casi todas la enfermedades que los médicos enlistan: “la salud mental cobra una gran relevancia, el estrés, la ansiedad, el intento suicida, la depresión, la bipolaridad, la sicosis, la esquizofrenia son enfermedades que hay que atender”, dijo Ahued Ortega, secretario de Salud del gobierno de la ciudad.

Confesión: Gamés se quiso suicidar viendo El señor de los cielos, casi lo logró; leyendo los artículos de Denise Dresser, Gil tuvo serios ataques de ansiedad y un poco de depresión, no mucha, solo un poco. El gobierno de Ciudad de México ha instalado un Consejo de Salud Mental. Gamés propone que todos los partidos políticos tengan un Consejo de Salud Mental, nos convendría a todos. Gilga imagina a Porfirio Muñoz Ledo en ese consejo: Sutano está bien Lurias, hay que separarlo de su cargo. Señor, eso es imposible. ¿Se atreve usted a desafiar mis órdenes? No señor, pero es que Sutano es Liópez. ¿Cómo la ven? Sin albur mental.

La máxima de Vicente Huidobro espetó dentro del ático de las frases célebres: Si yo al menos hiciera una locura al año, me volvería loco.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.