• Regístrate
Estás leyendo: Trampas
Comparte esta noticia

Uno hasta el fondo

Trampas

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil repite lo que oyó de labios de María Amparo Casar: los independientes no son independientes. Hasta hace 15 minutos, Margarita Zavala militaba en el PAN, Ríos Piter en el PRD, El Bronco en el PRI, ninguna independencia ciudadana, políticos partidistas de toda la vida en ruptura con sus orígenes. Los resultados del INE al calificar las firmas de estos aspirantes a figurar en la boleta presidencial podrían ser uno de los hechos más bochornosos de la joven democracia mexicana. Aun si concedemos el beneficio de la duda, el litigio en el tribunal, los adversarios en busca de la eliminación de un nombre en la boleta, la verdad de las verdades estamos ante tres tramposos.

Distintos tramposos, si se quiere. Margarita Zavala nunca se ha visto envuelta en un escándalo de corrupción, a su trayectoria política nunca la ha empañado el robo o la abyección, pero trae 700 mil firmas inválidas por distintas razones: la fotocopia, la repetición y vaya usted a saber qué más. Del señor Bronco, qué decir, casi 50 por ciento de sus firmas son falsas, él mismo es falso; y Ríos Piter se despachó, que pena, con un 80 y feria por ciento de firmas fantasma. ¿La vocación de la política mexicana es la trampa? En el país, la trampa ha logrado una rara carta de naturalización. Puestas así las cosas, María de Jesús Patricia Martínez, Marichuy, merece entonces un reconocimiento, lo intentó, no lo logró, se retira, no hizo trampa, más de 90 por ciento de sus pocas firmas fueron válidas. De acuerdo, los aspirantes tienen derecho a presentar sus pruebas y a pelear por su reputación pero, diantres, cientos de miles de firmas inválidas. Ciertamente el INE debió, debe, explicar cómo invalidó las firmas.

La roña

Gil no quiere ponerse roñoso, pero al parecer en nuestro país todos, o casi todos, pueden y quieren hacer trampa, muchos consideran que es el camino más corto para obtener en la vida lo que deseamos. También existe el autoengaño. Margarita Zavala concedió una entrevista a su periódico El Universal: “Frente a las renuncias de sus propias identidades estoy yo, una propuesta clara que me permite distinguirme ante la indefinición de los partidos y la manera en que se están destrozando, no sin razón, con la expresión de que el dinero sometió a la política y sobre todo el abuso del dinero público”. La verdad, pero Margarita, la mejor y más formada y puesta que los otros dos candidatos debería informarnos por qué 700 mil firmas le han sido invalidadas. Denle a Gilga de jitomatazos, pero la verdad es que los tres aspirantes a la candidatura presidencial independiente deberían quedar fuera de las boletas. Dice Margarita: “Ahora voy por AMLO, voy a ganar”. Suerte, pero no ganará. Ahora mal sin bien, la pregunta que Margarita se hará en la alta madrugada será ésta: “¿quiero que gane Liópez? Igual y sí, así se lavan las ofensas imperdonables de la política. En ese palenque todo puede ocurrir. Vamos al palenque, dice Gilga.

Pueblo

Si todo esto que Gamés ha repasado es cierto, quedará el enorme descrédito de los independientes. Para qué tanto salto estando el suelo tan parejo. Como Liópez es puntero, Gil cita a Savater a quien ayer por la noche leía: “Pueblo: a veces lo utilizan los nacionalistas y colectivistas de vario pelaje para nombrar a una entidad superior y eterna que se opone a cada uno de los ciudadanos de carne y hueso, una especie de diosecillo político que siempre tiene razón por encima de ellos y contra ellos: lo importante es lo que quiera el pueblo (es decir, lo que dicen que quiere los que hablan en su nombre) más allá de lo que efectivamente quiere cada cual. Por lo general este tipo de pueblo siempre apoya sus demandas en las raíces y en el pasado: en cambio, los ciudadanos son desarraigados en busca de un futuro nuevo y común”.

La entrevista que un grupo de directivos y colaboradores de MILENIO le hizo a Liópez ha convencido a Gil: Dioses, estamos perdidos. Es verdad, Gilga necesita ver más bax.

Todo es muy raro, caracho, como diría Pope: El pueblo es una fiera de múltiples cabezas.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.