• Regístrate
Estás leyendo: Solovino
Comparte esta noticia
Viernes , 17.08.2018 / 21:01 Hoy

Uno hasta el fondo

Solovino

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil se deleitó con la entrevista que Ciro Gómez Leyva le hizo a Liópez en su noticiario de la mañana. A pregunta expresa sobre si Morena se presentaría sin alianza en 2018, Liópez contestó: "No, no, Ciro. Vamos a ir solos. Nos fue bien por eso, fíjate, porque fuimos solos. Creo que la alianza de Morena tiene que ser con los ciudadanos (...) no es pretencioso, no es soberbia, creo que solo hay dos partidos, en realidad hay dos partidos en México: todos los demás y Morena".

Gil dio un reparo de caballo viejo: caracho, Santo llamando a Blue Demon. Cambio. Santo llamando a Blue Demon: Liópez necesita nuestra ayuda para destruir a los monstruos de la mafia del poder. Fue así como quedó en la filmografía de Morena el gran episodio clásico: Liópez contra los asesinos de otros mundos. En esta historia Liópez se enfrenta a todos los partidos políticos de México y a la mafia del poder.

Liópez en plan grande: "Morena es el único partido que se propone una transformación para México, los demás partidos son una simulación, partidos al servicio de la mafia en el poder (...) partidos paleros, Ciro, o sea, no hay ninguna diferencia entre el PRI y el PAN y ahora el PRD".

La verdad sea dicha (sí, muletilla pagada por el mismísimo Liópez), tiene su chiste y chistera: una sola idea, pequeña, valetudinaria (gran palabra) y sacarla a pasear todos los días, a todas horas en todas las tribunas.

Perritos

Gilga no quiere sacar de su bolsa la misma moneda, pero diantres Liópez no se siente obligado a declarar su 3de3, ni a explicar de qué ha vivido los últimos diez años, ni a aceptar que es idéntico a sus colegas porque vive de los dineros públicos que reciben los partidos políticos. ¿No es un poco demasiado? Y así da un paso cada día, avance-avance; permiso, yo ya estaba aquí y le roba su lugar en la fila al que se deja, y muchos se dejan. En fon.

Gil lo leyó en su periódico La Razón. En un video publicado en su red social, Liópez dijo esto: "Yo no odio, yo lo que quiero es que haya un verdadero cambio. Así lo entendieron los 2 millones 500 ciudadanos que yo llamo cariñosamente los solovinos, que sin ser acarreados fueron a darnos su apoyo, su respaldo".

La lectora, el lector y el lecter lo saben: se le llama solovino al perro callejero que se aparece inesperadamente. Gilga se frotó las orejas y se sobó los ojos: ¿les llama cariñosamente a sus votantes solovinos? Dios de bondad. ¿Les llama perros a sus seguidores? ¡Tráiganle las sales a Gamés! Sus perritos, de cariño. Él quiere muchísimo a todos y cada uno de sus perros. ¿Hay un buen psiquiatra entre ustedes: Liópez lo necesita, pero Gamés también? En una de ésas, Liópez y Gil se encuentran en la antesala psiquiátrica de un consultorio médico. A Liópez deberían recetarle un antidepresivo, la paroxetina es muy buena, aunque baja un poco la libido, en fin no nos desviemos. Liópez va con sus solovinos y nada más que con ellos a las elecciones del año 2018.

Rojo de coraje

El señor Luis Hernández Navarro, editor de su periódico La Jornada, sigue muy enojado con Gil y le manda tremendos ucases en la red. Bueno, pero no se enoje, diría el pequeño clásico que en gloria esté.

Don Luis, usted edita todos los días un influyente periódico que apoya y defiende a una dictadura que lleva 57 años en el poder, que nunca convocó a elecciones, que persiguió homosexuales, metió a la cárcel a los disidentes e inventó los sidatarios, lugares donde encerró a enfermos de sida. Sí, eso hizo la dictadura de los Castro, don Luis. Si Gil no recuerda mal estas fueron algunas de las razones por la cuales Monsiváis se retiró de su periódico. ¿Le parece bien?

Usted edita todos los días un periódico que defendió a capa y espada al payaso petrolero Hugo Chávez y ahora apoya a su sucesor Nicolás Maduro, un político que terminó de hundir en la pobreza y la ignominia a Venezuela y que mantiene en la cárcel a su principal opositor. ¿Le parece bien?

Usted publica todos los días un periódico que simpatizó con la banda de asesinos de ETA y defendió a presos sospechosos de participar en crímenes. Pregúntele a Josetxo. ¿Le parece bien?

Usted publica todos los días un periódico que defiende a la CNTE, una agrupación sindical probadamente corrupta, que lucha solo por prebendas inadmisibles en cualquier democracia. Ese grupo de brigadas violentas que ha quemado congresos locales con todo y biblioteca, ha bloqueado la autopista del Sol y dejado más de ocho horas atrapadas a personas en sus coches en los cuales viajaban niños y viejos. Ese mismo grupo ha intentado suspender las actividades del aeropuerto de Ciudad de México. ¿Le parece bien?

Usted edita todos los días un periódico que ha encumbrado a Manuel Bartlett, escoria mayor del priismo y autor de uno de los más sospechosos episodios de la naciente democracia mexicana, casi se diría que probablemente le arrancó la Presidencia a Cárdenas, a la izquierda, don Luis. ¿Le parece bien?

Ahora mal sin bien, si sigue usted rojo de coraje, Gil lo espera mañana en Chapultepec para dirimir sus diferencias. Lleve su diccionario y sus libros, escoja usted al autor. ¿Usted lee, don Luis? Más bien, no, usted milita, grita, patalea, pero no lee, los libros le deben parecer insanos.

Dicho lo cual, Gil les recuerda que los viernes se toma la copa con amigos verdaderos. Mientras los meseros se acercan con la charola que sostiene el Glenfiddich 15, Gamés pondrá a circular la frase de Muhammad Ali por el mantel tan blanco: Cuando tienes razón, nadie lo recuerda; cuando estás equivocado nadie lo olvida.

Gil s'en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.