• Regístrate
Estás leyendo: Sin remedio
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 01:35 Hoy

Uno hasta el fondo

Sin remedio

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Con la novedad de que el Gordo Goloso sigue en huelga de hambre, Trump no cesa de amagar con que Estados Unidos abandonará el TLC y un misil norcoreano sobrevoló Japón. ¿Qué hacer con esto? ¿Un brebaje del fin del mundo? El Gordo Duarte tiene reservas para su huelga y Gil sospecha que sobreviviría sin muchos problemas a los últimos días del planeta Tierra, el sueño del chilaquil rojo es imbatible; Trump seguirá contaminando cualquier espacio que su corpachón ocupe, en una conferencia de prensa ante el presidente de Finlandia, le dieron la palabra a una reportera y Trump, confundido, algo usual en él, pensó que era la misma reportera poco afecta que ya le había hecho la pregunta incómoda; ella, molesta le dijo: en Finlandia hay muchas mujeres rubias; Kim-Jong-Un lanzó un misil que surcó las cielos de Japón, ese Gordito psicótico sí podría ponerle fin a este cascarón que llamamos planeta Tierra. Por si fuera poco, algo del espíritu del boxeo ha terminado para siempre en una pelea inconcebible: Mayweather contra McGregor, un viejo púgil versus un peleador callejero que nunca había boxeado. Ambos ganaron cantidades inauditas de dólares; uno 100, el otro 200 millones de dólares o más por hacer una pantomima impresentable que además se transmitió diferida en todo el mundo para inundarla de publicidad. No somos nada: el mundo está loco.

Enmendar

Gil lo leyó en un tuit de “Patito”: “Gracias a las acciones preventivas de Antonio López de Santa Anna, el huracán Harvey no impactó en territorio mexicano”. Mientras Houston se hundía en las aguas del ciclón, Ricardo Monreal subió a la red una declaración de seria inconformidad con Morena y Liópez. La nominación, o como llamarle, de Claudia Sheinbaum mediante una encuesta inexistente le parece a Monreal causa de una autocrítica y exige transparencia y rectificación. No es para menos, la forma en que Sheinbaum ha sido ungida por Liópez es una vergüenza, decía Gil, un sainete que no merece ni siquiera la contrahecha democracia mexicana.

El discurso de Monreal es el principio de su salida de Morena. Unos van, otros vienen, unos saltan, otros resaltan. Como sea, salvo para los militantes ciegos de Morena, el numerito de la encuesta invisible ha exhibido al partido, o mejor, ha puesto de nuevo en la mesa la composición Morena: un cacique, un dueño. Y no vayan a venir con la papachurrada de la mafia del poder, por el amor de Dios.

Demócratas invisibles

En un perfil realizado por José Antonio Belmont de su periódico MILENIO, Claudia Sheinbaum señala que admira a Liópez por trabajador, por honesto, por íntegro: “Él cree que son realmente los pueblos que deben salir adelante, definir su futuro y en la no intervención. Andrés Manuel es un demócrata, esta idea de que es autoritario y de que vamos a una crisis como en Venezuela es quizá una de las mayores mentiras”.

Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y meditó: Liópez un demócrata. Caracho. Gamés supone que Sheinbaum cree que el método mediante el cual fue elegida como coordinadora de sabe Dios qué cosas en la capital ha sido un método democrático. En Morena les gusta la idea de la democracia (poco, no mucho), pero odian la práctica de la democracia. Se oye bien: Andrés es un demócrata, pero a la hora de elegir, Liópez disfrazado de Consenso y de Encuesta señala quién es el elegido. Ese político es el que ha acusado al INE de prácticas sospechosas, el mismo que afirma que las encuestas que no lo favorecen son una infamia de la mafia del poder, el mismo que afirma que los pueblos bla-bla-ble-ble, en fon. Sin remedio.

Así las casas (muletilla patrocinada por Grupo Higa), la lectora y el lector podrán imaginarse el avance de Morena hacia 2018: Liópez o el diluvio. ¿Método de elección del candidato a la Presidencia? Gil propone algo sencillo y democrático: en una asamblea general del partido y en una votación a manos alzadas se decide con una sola pregunta crucial: ¿queremos que Andrés sea el candidato de Morena a la Presidencia? Las manos arriba forman un mar de aceptación. De acuerdo: Morena tiene un candidato elegido democráticamente por mayoría. Y así.

Todo es muy raro, caracho. Como diría Ortega y Gasset: Evitemos suplantar con nuestro mundo el de los demás.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.