• Regístrate
Estás leyendo: ‘Show time falks’
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 21:37 Hoy

Uno hasta el fondo

‘Show time falks’

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil observaba el show del virtual presidente electo Liópez. En la escalera de la casa de campaña, poscampaña, o lo que sea, el ganador de la elección de julio puso pintos y barridos a los consejeros electorales que multaron a Morena por el fideicomiso ilegal a través del cual otorgaron dineros en campaña. Ah, cuando Gilga escuchó la palabra complot, algo vibró en sus adentros, una campanilla sonó. Oigan al virtual etcétera, etcétera: “Es profundamente irresponsable. Es un daño moral el que nos están haciendo. Cómo se atreven a hacer eso. Es muy irresponsable actuar a la ligera sin tener elementos. Esto no se puede dejar pasar”.

“Cómo se atreven”. Somos intocables. El Instituto Nacional Electoral se atrevió a investigar una trama de dinero ilegal y un fideicomiso cuyo nacimiento transgredió las leyes electorales. Dice Murayama: “El fideicomiso fue creado por instrucción del Consejo General de Morena y, por lo tanto, es una decisión del máximo órgano del partido, y todos los recursos, sean públicos o privados, tienen que ser reportados al INE y deben rendir cuentas de ellos”. El virtual presidente electo Liópez: esto es un complot de la Secretaría de Hacienda y el INE que se pusieron de acuerdo desde hace tiempo para golpear a Morena. ¿Cómo la ven? Dicho sea esto sin la menor intención de un albur a oscuras.

Estilo personal

Si la lectora, el lector y le lectere tenían dudas, el estilo personal del nuevo presidente de México está a la vista de todos, todas y tedes: irascible, grosero, enemigo de las instituciones, autoritario, amenazante. Con la pena, pero éste será el estilo, el carácter, la emoción, la mirada ante los miles de asuntos que no le gustarán al presidente. Oigan esto: “Todo esto se ha difundido en los medios conservadores, no se me va a olvidar, no es que quiera actuar yo de manera vengativa. Yo no odio, pero no olvido; yo perdono, pero no olvido”. Estas palabras dichas por un presidente suenan como una amenaza y una promesa. Nos vemos pronto, amigo y amiga, conmigo no se juega, yo no olvido. Gil medita: si algo debe tener un presidente democrático es el pañuelo del olvido siempre a la mano. La verdad, las palabras del presidente Liópez suenan como un cuchillo de doble filo. Un grito desgarrador hizo añicos el silencio del amplísimo estudio: ay, mis hijos, coléricos, poderosos, inexorables.

El fideicomiso invisible

Integrantes del Comité Técnico del fideicomiso Por los Demás se deslindaron de Morena. Veamos quienes se han deslindado de Morena: Pedro Miguel, a quien presentan como escritor, seguro es un escritor; Laura Esquivel, también escritora, en fon; la actriz Jesusa Rodríguez, actriz, oh, sí; Bernardo Bátiz, el próximo fiscal carnal; Chaneca, histórica del movimiento. Ellos y ellas, militantes históricos de Morena, afirman que nada tienen que ver con este penoso asunto. Sonajas y chupones para todos. Es que de veras. Se pasan. Declaramos que no tenemos nada que ver con Morena, nuestros depósitos fueron algo azaroso, inenarrable. Los carruseles documentados, si existieron, fueron para ayudar a los damnificados a quienes les dimos, en tiempos de campañas. Sus buenos 3 mil pesitos. ¡Qué honestos! Gil los ama.

Poesía

El poeta coreano Ko Un recibirá el premio Nuevo Siglo de Oro 2018. La prensa literaria lo ha recibido como a un grandísimo poeta. Gil metió las narices en algunos de sus textos y le parecieron malísimos. Viene un coreano viejito y todos se arrodillan. “Si fuera un caracol, tendría que nacer una y otra vez, un millón de veces, para poder recorrer este largo camino”. No manchen con el poeta coreano. Oigan esto: “Un relámpago sobre la colina de enfrente / un trueno sobre la colina de atrás. /Entre ambos / un guijarro mudo”. Gran cosa el guijarro mudo.

Viene un poeta coreano y algo pasa que aparece en todos los periódicos. Quizá sea el poeta del siglo XXI. Gil abraza a todos los poetas.

Todo es muy raro, caracho, como diría Baltazar Gracián: El más poderoso hechizo para ser amado es amar.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.