• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 11:31 Hoy

Uno hasta el fondo

Santo llamando a Blue Demon

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y hesitó: ¿es posible hipnotizar mediante las redes sociales a una multitud para que ésta haga lo que se le dice? Santo llamando Blue Demon, Santo llamando a Blue Demon: Aquí Blue, Santo. Los satánicos instigadores de las redes sociales atacan de nuevo, Blue, debemos actuar, dominan la mente de una muchedumbre que saquea comercios.

Según la Comisión Nacional de Seguridad, el mismísimo Liópez, el senador Mario Delgado, el independiente Gerardo Fernández Noroña, diputados del PAN y del PT fueron los principales promotores de la protesta ciudadana contra al gasolinazo. Gilga no duda ni un centímetro que estos personajes hicieron un llamado a la protesta, no es una novedad que Morena tiene brigadas de choque en las redes sociales, pero nadie sale a las calles en diversos estados porque lo leyó en las redes.

Redes

Si Gil ha entendido algo, cosa improbable, en esas protestas ha pesado más la ofensa de la corrupción de los gobernadores infames como Borge, los Duarte, los Padrés, los Moreira, en especial la fuga de Javier Duarte; la exhibición de los bonos decembrinos de los ministros de la Suprema Corte de Justicia, de los funcionarios del Inegi y de los consejeros del INE, por mencionar algunos casos; la danza de los millones y millones robados que día con día documentan los medios de comunicación. Gamés piensa también en el alza de la inseguridad y la violencia, las cabezas que ruedan literalmente aquí y allá; las noticias de los recortes al presupuesto, en fon. No se necesitan demasiadas redes sociales para que un chispazo incendie la pradera social.

Antes del gasolinazo, o los gasolinazos, o lo que hayan sido, el gobierno, no ofreció nada a cambio más que el aumento escandaloso que según los que saben ya se sabía que se sabía, en fon. ¿Se necesita de una mano negra para protestar? Ustedes dirán. Santo llamando a Blue Demon; Santo llamando a Blue Demon. Aquí, Blue. Los insensibles zombies creen de verdad que una multitud puede salir a las calles a saquear por órdenes de un líder en la red, Blue. No tenemos nada qué hacer, regresemos a nuestras películas y no salgamos nunca más de ellas, esas cintas son más creíbles que la política de los insensibles zombies. Adiós Blue.

Motín

Gil recordaba. Con un vago recuerdo fue a buscar en Los miserables, de Victor Hugo, esta anatomía del motín, como la ha llamado Aguilar Camín. Y la encontró en una de sus ediciones de la novela clásica. Oigan y lean esto:

"¿De qué se compone un motín? De todo y de nada. De una electricidad que se desarrolla poco a poco, de una llama que se forma súbitamente, de una fuerza vaga, de un soplo que pasa. Este soplo encuentra cabezas que hablan, cerebros que piensan, almas que padecen, pasiones que arden, miserias que se lamentan y arrastra todo. ¿A dónde? Al acaso. A través del Estado, a través de las leyes, a través de la prosperidad y de la insolencia de los demás.

"La convicción irritada, el entusiasmo frustrado, la indignación conmovida, el instinto de guerra reprimido, el valor de la juventud exaltada, la ceguera generosa, la curiosidad, el placer de la novedad, la sed de lo inesperado, los odios vagos, los rencores, las contrariedades, la vanidad, el malestar, las ambiciones, la ilusión de que un derrumbamiento lleve a una salida; y en fin, en lo más bajo, la turba, ese lodo que se convierte en fuego: tales son los elementos del motín.

"La época llamada de los motines abunda en hechos pequeños. Nosotros vamos a sacar a la luz, entre particularidades conocidas y publicadas, cosas que no se han sabido, hechos sobre los cuales ha pasado el olvido de unos y la muerte de otros".

Todo es muy raro caracho, como diría Duke Ellington: Los problemas son oportunidades para demostrar lo que se sabe.

Gil s'en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.