• Regístrate
Estás leyendo: Noticias de tres partidos
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 15:14 Hoy

Uno hasta el fondo

Noticias de tres partidos

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Gil leyó las noticias de los jaloneos en la casa de Acción Nacional y caviló: se habían tardado. A los panistas les urge un psiquiatra. Después de obtener los mejores resultados electorales en años, en lugar de enfilar hacia el 2018, las intrigas, los reproches, los empujones y las bofetadas están a la orden del día. Alguien dirá que de eso trata la política, pero Gil cavila como si fuera un estratega consumado y afirma: la autodestrucción no es política.

Gilga leyó en su periódico MILENIO el tuit de Felipe Calderón: "La unidad del PAN es vital para el país, la dirigencia de Ricardo Anaya está poniendo en riesgo esa unidad". Al mismo tiempo el ex presidente compartió la carta que un grupo de militantes le ha dirigido al Chico Maravilla. Santos madrazos, Batman, ¿qué hacer en estos casos?

En esa carta, legisladores, ex dirigentes y ex gobernadores del PAN le exigen al Chico Maravilla que vuelva a jugar al trompo y al yo-yo y deje a sus mayores hacer política. A cambio le ofrecen un X-box con el FIFA 2017. Mentira, Gilga miente, en esa carta le exigen al Chico Maravilla que defina sus aspiraciones políticas rumbo a las elecciones presidenciales, pues afirman que "mantiene un doble rol de presidente y protoaspirante a candidato". Gamés siempre se ha considerado un protocolumnista, pero no nos desviemos, "las decisiones oportunas del dirigente de Acción Nacional permitirán la unidad del partido y el triunfo en el 2018 (...) la responsabilidad de dirigir a Acción Nacional es absolutamente incompatible con la pretensión de construir un proyecto político como aspirante a la Presidencia".

Lo que sea de cada quien, a los firmantes de la carta no les falta razón, pero deben ser más persuasivos y ofrecerle cazar con entera libertad a los pokémones con su cel, ver una buena cantidad de memes de Margarita y Moreno Valle y si fuera necesario llevarlo al antro, como corresponde a un millennial en toda la forma. Prueben y verán como el Chico Maravilla da brincos de alegría: ¡santos regalos, Batman!

Morena

Gil sabe de alguien que se frota las manos y se relame los bigotes mientras observa los jaloneos del PAN. Liópez, quién si no. En Morena no se andan con naderías democráticas. Ese partido tiene perfectamente claro que desde el momento en el que algo parecido al hombre atravesó el Estrecho de Bering Liópez ya era sin lugar a dudas su candidato a la Presidencia y punto com.

Por cierto, si Gil ha entendido algo, cosa improbable, la propuesta de PRD y Morena de que todo aquel que se sienta agraviado por información difundida en los medios podría demandar judicialmente a sus autores podría ser aprobada por la Suprema Corte de Justicia. Es decir, el derecho de réplica podrá ejercerse siempre y no solo si la información es inexacta o falsa, sin importar si son o no datos verídicos. Esto convertiría a los medios en verdaderas jaulas de pájaros: Javier Duarte habría tapizado los periódicos de respuestas y aparecería en la televisión diariamente y lo podríamos escuchar en el radio y en casi todas las estaciones. Sería un buen ejercicio: buenos días, hoy el programa los conducirá el trío Los Calavera: Duarte, Padrés y Moreira (cualquiera de los dos, da igual).

A Gil le urge un artículo de Raúl Trejo Delarbre para entender de qué va esa propuesta que El Universal ha calificado como un atentado a la libertad de expresión. Parece cierto, pero la verdad sea dicha (muletilla histórica patrocinada por Morena y Liópez), cada vez que Gil oye del famoso atentado, se le cruzan los cables de las neuronas. Sí podría existir tal réplica, pero antes sería un juez quien sancionaría si lo amerita o no el caso; o sea, no se trata solo de tirar a lo loco y reproducir sin ton ni son.

La velocidad del PRI

Con la rapidez de un viejo caracol de jardín olvidado, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI se preparaba mientras Gil escribía estas notas para expulsar del partido a Javier Duarte. Al paso de gallo-gallina, los priistas darán de baja a Duarte y quizás alguien diga: rayos, nos equivocamos con el Gordo. El senador priista Héctor Yunes dijo algo genial: "Si lograron atrapar al Chapo, también atraparán a Duarte". Eso que ni qué.

Si la mitad de las noticias que se publican sobre los robos de Duarte son ciertas, muy probablemente estemos ante unos de los más grandes pillos del México moderno: según su periódico Reforma, el gobernador de Veracruz con licencia adquirió a través de prestanombres unos 30 inmuebles rematados por hipotecas no pagadas en Miami, Florida. Según su periódico El Universal, el Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz detectó irregularidades en dos créditos superiores a los 6 mil millones de pesos, luego de que el gobierno de Duarte no presentó documentación ni hay evidencia del uso de esos recursos. ¿Cómo la ven? Dicho sea esto sin la menor intención de un albur desviado y convertido en bien inmueble.

Alexis Tocqueville tenía razón: Los partidos son un mal inherente a los gobiernos libres.

Gil s'en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.