• Regístrate
Estás leyendo: Líderes eternos
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 00:05 Hoy

Uno hasta el fondo

Líderes eternos

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Gil ha notado que los diversos guiones de la vida pública se repiten una, mil veces. Los desfiles del Día del Trabajo hunden a Gilga en una crisis de tedio sin precedentes en la historia del spleen, ese estado sublevado de la melancolía. Allá van las marchas, una parte del Ángel de la Independencia y termina en el Hemiciclo a Juárez. Otras marchas avanzan hacia el Zócalo. Pasan lista el Sindicato Nacional de Trabajadores, el Sindicato de Telefonistas, la Asociación Sindical de Pilotos, los ferrocarrileros, el Sutin (gran palabra), el Sindicato de la Universidad Iberoamericana y un largo en fon se manifiestan para exigir respeto a sus derechos laborales y una mejora a las condiciones de trabajo. Gamés ha caído en cuenta que hace falta una asociación de gilgameses en defensa de sus salarios.

Luchadores

No lo menos interesante del Día del Trabajo es observar a los líderes sindicales. Gil lo leyó en su periódico El Universal, en una nota de Alejandra Canchola. Hernández Juárez ha visto pasar gran parte de su vida al frente del Sindicato de Telefonistas. Siete presidentes han pasado ante los gastados ojos de este defensor de los trabajadores. Joel Ayala, de la Federación de Sindicatos al Servicio del Estado, lleva al frente de esta organización 20 años. Víctor Flores ha guiado con mano firme a los ferrocarrileros desde el año de 1995. Martín Esparza, viejo cliente de esta página del directorio, se ha reelegido desde 2005 en la cúspide del Sindicato Mexicano de Electricistas. ¿Y qué decir de Fernando Espino, al frente de los trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro? Espino llegó en el año de 1973, cuando Gil era un joven de 16 años. A todos los inspira Fidel Velázquez, un líder que duró hasta 40 años al frente de la CTM (cápsula informativa para menores de 25 años). Somos muy raros: los defensores de la clase obrera, que regresa del paraíso, se aferran con uñas y dientes al cargo una vez que llegan a lo alto del escalafón sindical, no los baja de ahí ni el heroico cuerpo de bomberos. El compromiso democrático no es algo que les preocupe, más bien les estorba. Dinero desviado, corrupción, canonjías, privilegios son sinónimos de esas organizaciones que marcharon ayer por las calles del Centro. ¿Habrá alguien que les crea? Al parecer conviene a todo el sistema político (ah, qué bien se siente escribir “sistema político”) que estas organizaciones sindicales se petrifiquen hasta el fin de los tiempos.

Izquierda vieja

Una ráfaga de vientos distantes le ha recordado a Gil que si hablamos de líderes eternos, la izquierda mexicana no canta mal las rancheras, ni las baladas. En 22 años la izquierda ha tenido dos, sí dos, líderes y dos candidatos a la Presidencia: Cuauhtémoc Cárdenas y Liópez. Ellos cerraron la puerta con siete llaves. Viven adentro de esa casa, encerrados en sus sueños y sus ambiciones. En 1997 y 2000, Cárdenas; en 2006, 2012 y 2018, Liópez. ¿Jóvenes? ¿De qué hablan? ¿Con qué se come ese guisado, con papas? Los jóvenes visibles de Morena son Batres y Sheinbaum, nacidos en los años 60. Cumplen más o menos los 55 años. Corazones vemos, caras no sabemos, ¿o cómo era?: Cárdenas y Liópez han envejecido al frente de sus partidos sin impulsar a un hombre o a una mujer más joven, con ideas un poco más jóvenes. Noch han robado la prechidencia, echoch de la mafia del poder. La edad los ha mordido y nada que se mueven. Gil les desea prósperas y felices vejeces.

Zacate pal conejo

A Gamés se le quedaba en el tintero cibernético la noticia del fin de semana: la aprobación de la mariguana medicinal. 374 diputados avalaron los cambios a la Ley General de Salud para retirar la cannabis de las sustancias prohibidas en México para la siembra, cultivo, cosecha, preparación, suministro, transporte, empleo, uso y consumo con fines exclusivamente medicinales.

Como si viera el futuro en una bola de cristal, Gilga ha percibido que la regulación de la mariguana con fines recreativos será una tendencia imparable. Pero ciertamente fue un avance pequeño, los diputados no consideraron siquiera incrementar el gramaje permitido para llevar y traer, tal y como lo propuso el presidente Peña.

Ralph Nader aconsejó a Gil: Comienzo con la premisa de que la función del líder es producir más líderes, no más seguidores.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.