• Regístrate
Estás leyendo: La guerra de Trump
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 15:05 Hoy

Uno hasta el fondo

La guerra de Trump

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Gil no sabe por dónde empezar. Para abrir boca, arrastró su cobija y admitió que la intervención del poderoso Carlos Slim fue más bien guanga. Se precipitaba sobre México una tormenta desatada por Donald Trump y el hombre más rico del mundo (está bien, uno de los más ricos) habló tranquilo, fresco como la lechuga. Nada de lo que Trump dijo le molestó, los decretos mantuvieron sereno al magnate de magnates. Si Gil tuviera el dinero del ingeniero dormiría a pierna suelta y los dichos de Trump le parecerían un pastelazo de Capulina.

El ingeniero Slim nunca pareció agraviado y mucho menos molesto por las amenazas cumplidas de Donald Trump. Realizó su aparición pública elogiando la unidad nacional y pidiendo a México que leyera los libros (es un decir) de Mr. Trump. No se lo tomen a mal a Gil, pero qué intervención más zanguanga. Nadie le hubiera pedido al ingeniero que se envolviera en la bandera mexicana, pero caracho, algo un poco más consistente, un comentario nacional. Resulta que mejor nos la llevamos leve, tranquilos: los grandes empresarios no tienen patria. ¿Usted que cree, ingeniero?

Oiga, señor Slim, ¿no podría usted al menos inquietarse por las agresiones que recibe México? Al final es el país en el cual usted ha hecho sus negocios, sus empresas, sus fortunas. Pudo haber defendido a su país con un poco más de intensidad, pero ah, las empresas, ¿Arturito, recuérdame a cuánto ascienden nuestras inversiones en Estados Unidos? Una cantidad interesante: vamos a charlar con la prensa y a decirle a México que debe leer los libros de Trump. Caracho.

Un canciller

A Gil no ha dejado de llamarle la atención la intervención del ex canciller y rector de la Universidad de las Américas, Luis Ernesto Derbez, opinando con firmeza sobre la guerra de Trump: “un gobierno que no acaba de entender su posicionamiento”, dijo refiriéndose al gobierno mexicano. No le falta razón, la verdad sea dicha (muletilla patrocinada por Morena), al ex canciller Derbez.

Gil siempre dice que la memoria hace con nosotros lo que le da la gana. Gilga recuerda los días difíciles en que el gobierno de Fox se metió en un lío con la dictadura cubana. ¿Lo recuerdan? Pleitazo: comes y te vas. En un encuentro entre las autoridades de la política exterior mexicana y los representantes de la dictadura de Cuba. Ay, Pérez Roque, ex ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, le puso una revolcada a Derbez de padre y señor nuestro. Gil lo vio en la televisión. Pérez Roque desde luego es un jabalí, pero el gobierno de Fox se comportó como un perito faldero (no perrito, sino perito). Imagínense, un pleito con Cuba. ¿Cómo le responderían al presidente de Estados Unidos? Lo mismo quizá cuenta y vale para Vicente Fox, hoy rijoso y contundente. En fon, desde la barrera siempre nuestras opiniones son mucho más terminantes. Hasta la vista, baby.

Buenas noticias

Gil se enteró en sus periódicos de que cuatro diplomáticos encargados de la gestión del Departamento de Estado renunciaron. La dimisión, informa su periódico Reforma, sumada a la retirada de otros dos encargados ha reducido notablemente el equipo de Tillerson. Quienes han renunciado son diplomáticos de carrera que se habían mantenido en el Departamento de Estado con gobiernos demócratas y republicanos.

Las redes se han convertido en un transporte de todas clase de vehículos. Aquí un navío cargado de primeras planas de periódicos estadunidenses: The Wall Street Journal: “La pequeña guerra mexicana de Trump”. The New York Times: “El berrinche de Donald Trump con México”. The Washington Post: “Trump empieza una guerra comercial que no necesitamos”. Bloomberg: “El muro de Trump, un derroche tonto, un despilfarro”.

USA Today: “El muro de Trump es una pérdida enorme de dinero”. The Boston Globe: “México le enseña a Trump una importante lección sobre los límites del poder presidencial”. San Francisco Chronicle: “El muro de Trump no va a funcionar”. Chicago Tribune: “Señor Presidente: no construya usted ese muro”. The Baltimore Sun: Las políticas migratorias de Trump son tan inefectivas como xenófobas”. The Atlantic: Estados Unidos ya está pagando el muro”. The New Yorker: Donald Trump destruye la relación entre Estados Unidos y México.

Por cierto: mañana Uno hasta el fondo dará a conocer en esta página del directorio los párrafos esenciales de la carta que el presidente Peña le envío a Trump cancelando su visita a Washington. Gamés les adelanta algo: incomprensible que el Presidente no haya leído ese documento a la nación. ¿Qué pensaban? ¿Que Gil no es un periodista de fuste y fusta? Aigoeei.

Pedro Calderón de la Barca le dijo al oído a Gamés: La intención hace el agravio.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.