• Regístrate
Estás leyendo: Gracias por su ejemplo, Fidel
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 06:03 Hoy

Uno hasta el fondo

Gracias por su ejemplo, Fidel

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Gil no se cuece al primer hervor. No se escandaliza con facilidad a la hora de observar las cosas extrañas del mundo, pero la carta de los miembros de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (así se llama la red, qué le hacemos) felicitando a Fidel Castro por su cumpleaños número 90, le puso los pelos de punta a Gamés y lo expulsó a un estado de terrible ebullición.

El documento, que dice Gil documento, el tesoro, puede encontrarse en su periódico La Jornada. Ese arcón de piedras preciosas cuyo título da título a esta columna en la página del directorio, "Gracias por su ejemplo, Fidel", contiene inmensas gemas eternas.

No será fácil para Gil reproducir la obsecuencia de cientos de personajes, activistas, acólitos ideológicos de Fidel y la Revolución cubana. Aquí va un navío, un navío cargado de... ¡agradecimiento!: "En ocasión de su nonagésimo cumpleaños, los miembros de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad, queremos hacerle llegar nuestra más sincera felicitación y, sobre todo, nuestro más profundo agradecimiento por todo lo que usted ha hecho por los pueblos de nuestra América y por los del resto del mundo".

Gamés dio una machincuepa doble, grado de dificultad 3.5: se han quedado cortos, amigos de la red de bla-bla-bla, Fidel ha hecho mucho por el sistema solar y la Vía Láctea. No sean ustedes mal agradecidos. Esto no le va a gustar nada a Raúl. Qué vergüenza don Pablo, sí, usted, González Casanova, firmante de la carta, que no reconozca la labor del comandante (ante-ante) en nuestro desigual sistema solar. Y de usted don Víctor Flores Olea, también firmante, Gil esperaba algo más que un simple agradecimiento de rodillas, por lo menos tirarse al piso y besar el suelo que ha pisado Fidel. Por cierto, don Víctor, ¿se acuerda usted de cuando trabajaba para el ex presidente Salinas? Cierto, eso fue hace mucho tiempo, no nos desviemos.

Inspiración

Gil sacó del arcón esta piedra revolucionaria y preciosa: "Su figura ha sido permanente fuente de inspiración no sólo cuando, impulsados por la marea ascendente de las luchas populares, dábamos pasos firmes en dirección del socialismo, sino también en los recurrentes momentos en que nuestros avances se detenían como consecuencia de la ferocidad de la reacción del imperialismo y sus aliados locales. Si en las fases de ascenso su ejemplo nos obligaba a darnos jamás por satisfechos ni satisfechas y, como buenos revolucionarios y revolucionarias, a proseguir con renovados bríos nuestra marcha (...)".

Gil pregunta a los lectores, las lectoras y les lecteres: ¿en qué año estamos? A veces el Rivotril causa confusión mental. ¿2016? Nooo. Definitivamente, no. La textura de la carta de agradecimiento remite al año de 1964. Gil abandonó el mullido sillón y cantó: a desalambrar, a desalambrar que la tierra es nuestra, es tuya y de aquél, de Pedro María, de Juan y Joséee. Caracho, Daniel Viglietti, otro de los firmantes de la carta de agradecimiento.

Amigos de la red, Gilga les tiene noticias: la marcha que ustedes emprendieron rumbo al socialismo terminó en una catástrofe humanitaria en la isla de Cuba, una dictadura sin precedentes que pronto cumplirá 60 años en el poder, un país sin elecciones, sin periódicos libres, sin radio y televisión, sin luz, sin comida, que encierra en la cárcel a los disidentes. ¿Cómo la ven? Dicho sea esto sin la menor intención de un albur revolucionario.

Gamés reconoce nombres de alcurnia revolucionaria entre los firmantes: Maduro, Evo, Silvio, Fernández Retamar. Y entre los mexicanos, además de don Pablo y don Víctor, a Gilberto López y Rivas, bien apodado Comandante Perisur, y a Carlos Fazio, luchador, activista y todo lo que sea y suene a lucha revolucionaria. Ah, y John Saxe-Fernández, estudioso par (si hay impares tiene que haber pares) de la historia latinoamericana, mju. Sigan amigos, defiendan a la humanidad.

La victoria final

Lean esto, por piedad, y si necesitan unas gotas de Rivotril, corren por cuenta de Gilga: "¡Felices noventa años Fidel! Gracias por su ejemplo. Puede usted estar seguro de que seremos fieles a sus enseñanzas hasta la victoria final". Y ahí está el anciano dictador haciéndole un cariño inocente a una niña senil, o como se diga. Maduro a su lado, 5 mil asistentes a una gala infantil. Una fiesta que habrían envidiado Porfirio Díaz, el doctor Francia, Leónidas Trujillo, Juan Manuel Rosas, incluso Mariano Melgarejo. Con la pena, pero ese anciano que ustedes ven ahí, acompañado de su hermano Raúl, no es otra cosa que un grandísimo dictador.

Canciller

Y la cereza en el pastel de los 90 años de Castro: la canciller de México, Claudia Ruiz Massieu, emite un tuit que dice así: "Acompaño al pueblo cubano que hoy celebra noventa años de vida de Fidel Castro, líder de la Revolución cubana". La secretaria de Relaciones Exteriores felicita al dictador senil y acompaña al pueblo cubano. ¿En qué lo acompaña? ¿En la catástrofe en la cual viven los cubanos? El problema de no tener un o una canciller, consiste, en consecuencia, en que la política exterior desaparece. Gil se ha convencido de que en moscas cerradas no entran bocas.

Las frases lapidarias de George Orwell resonaron en el amplísimo estudio: No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace una revolución para establecer una dictadura.

Gil s'en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.