• Regístrate
Estás leyendo: Gil ‘is back’
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 17:30 Hoy

Uno hasta el fondo

Gil ‘is back’

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Gil realizó un viaje a lugares lejanos y paradisiacos. Olvídenlo, sin el gran colchón de sus cuentas bancarias, jamás llegarán a esos sitios. Gamés destroza la idea de la austeridad de Estado: champaña desde muy temprano bajo soles de sugerente erotismo, comidas exóticas y onerosas, ropa que te vas de espaldas, hoteles de lujo árabe, ah, atardeceres de miles de dólares. Ningún atardecer es gratuito, por si no lo sabían. De regreso, en su cuna-cama de primera clase en un gran avión que nadie venderá porque es privado, Gilga pensaba en esta página del directorio, qué sola y triste estuvo estos días, mju. Pero le trajo a esta página regalos costosos de las penínsulas edénicas. En su cuna-cama Gamés pidió periódicos mexicanos. Un miembro de la tripulación los trajo en el acto; ah, qué felicidad hacer añicos la idea de la austeridad republicana.

En esas condiciones se enteró Gilga mientras leía su periódico MILENIO de que el presidente electo Liópez elegiría a un grupo de ayudantía de 20 profesionales para que le den una “protección mínima” durante sus recorridos por el país. Desde luego no son expertos en seguridad ni llevarán armas de fuego o punzocortantes. Oigan al Presidente electo: “Muy respetuosamente, de manera fraterna, el presidente Peña me planteó lo que piensan muchos mexicanos acerca de la necesidad de contar con seguridad”.

Un momento, Gil se detuvo en estas palabras: “de manera fraterna”. ¿La relación Peña-Liópez mejoró tanto en unos días? Ahora se han convertido en hermanos. Lo que hay que ver. Nadie pide que se den de bofetadas en sus reuniones, pero caracho, ¿fraternos? Kikosa. No exageren, lo que sigue es que bailen el vals de la hermandad. Gilga no da crédito y cobranza. El pacto fue entre profesionales, eso que ni qué.

Capacitaciones

El presidente Liópez dijo que el grupo de seguridad estará formado por 10 hombres y 10 mujeres, abogados, médicos, ingenieros. Sobre la experiencia con que contarán para garantizar su seguridad, escriben en su nota de MILENIO Janet López, Daniel Venegas y Lorena López, “van seguramente a tomar un curso, una capacitación, pero no para el manejo de armas, sino para que haya una protección mínima, para que ayuden, faciliten las cosas”. Cuáles cosas, por amor de Dios, qué tendrán que facilitar estos y estas médicos, abogadas, ingenieras. ¿De qué hablamos? La verdad de las verdades, a Gamés le parece muy sospechoso que no haya en el grupo vigilante un dentista. ¿Les parecen poca cosa las muelas del juicio? Gil anuncia con bomba y platilla que son las muelas de la cuarta transformación. ¿Cómo la ven? Dicho esto sin la menor intención de un albur odontológico.

Ahora mal sin bien: “Además de este resguardo, se sumarán a los acompañamientos policías, soldados, marinos y ciudadanos que así lo determinen en cada estado”. En un gesto antiguo, Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y caviló: el Presidente electo se ha propuesto pacificar a un país sumido en la violencia social. En ese contexto se niega a ser cuidado por las fuerzas de élite del Ejército. ¿No es un poco demasiado raro? A duro y dale con el pueblo. En fon.

El pueblo

Gil buscaba entre sus libros y encontró esto en A paso de cangrejo, el libro de breves ensayos periodísticos de Umberto Eco: “Apelar al pueblo significa construir una ficción: teniendo en cuenta que el pueblo como tal no existe, el populista es el que se crea una imagen virtual de la voluntad popular”.

Adivine mi prosa

Lectora, lector y lectere, sean ustedes tan amables de leer el siguiente párrafo y luego cruzar con una X al que ustedes consideren el autor de estas palabras. Aquí vamos:

“Sí, vengo del pecado, de haber cometido lo más ruin e indigno. De un mundo de aberraciones, de haberme puesto en riesgo física y emocionalmente. Vengo de la mentira, de la lujuria, de la gula, del hedonismo, del narcisismo”.

A) Ricardo Anaya (con lentes oscuros).

B) Mauricio Clark.

C) Cristiano Ronaldo.

D) Julio César Chávez Jr.

E) Rafael Pérez Gay.

Todo es muy raro, caracho, como diría Pessoa: La esperanza es el deber del sentimiento.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.