• Regístrate
Estás leyendo: Empresarios dromedarios
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 20:12 Hoy

Uno hasta el fondo

Empresarios dromedarios

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Todo es muy raro. Hubo un tiempo en que si un empresario protestaba, el mundo progresista le caía encima a palos recordándole su carácter poco solidario y abusivo. No era para menos, los empresarios mexicanos han sido muy poco cuidadosos con la sociedad que les ha permitido hacer y deshacer en sus negocios. Los empresarios que Gamés recuerda han sido más bien logreros y arbitrarios. No han movido un dedo a favor de nadie ni de nada. Con la pena.

Esos mismos empresarios protestan ahora por el conflicto magisterial, nombre elegante de la trifulca de mentores violentos que han puesto de cabeza al menos tres estados de la República. Noticia: esta vez estos empresarios tienen razón. Oh, sí. Gil lo leyó en su periódico El Universal: el presidente de la Coparmex, Gustavo Hoyos, presentó una demanda contra el Presidente, los secretarios de Gobernación y Educación Pública y de la titular de la PGR, “así como de los estados involucrados, por no actuar ni aplicar la ley a pesar de los daños a los derechos humanos de las personas”.

La verdad es que este grupo de empresarios tiene razón, y no sólo ellos sino todos aquellos que han padecido las acciones de la coordinadora. Gil no recuerda grupo más violento, indomable, procaz en los últimos treinta años de la vida pública mexicana. ¿Cómo ven esta cifra?

Mátensela a Gamés, a ver: ¿quién colapsó el Centro Histórico de la Ciudad de México, quién intentó tomar el aeropuerto internacional de la capital, quién apedreó edificios públicos, quién quemó un Congreso local, quién linchó en público a personas y las hizo desfilar como si fueran animales amarrados? ¿Seguimos? Seguimos: ¿quién bloqueó carreteras y retuvo camiones con alimentos y medicinas? ¿Quién impidió que se abrieran los comercios en el centro de Oaxaca, quién cobra por marchar y no dar clases? En fon, Gilga insiste; no recuerda a un grupo más violento, duro, necio, dispuesto a todo. Y por cierto, no sólo fue el gobierno de Peña, más bien la resolución final de la CNTE sería un monstruo panista desprendido de los gobiernos de Fox y Calderón. ¿Va bien Gil o se regresa?

Así las casas (muletilla patrocinada por Grupo Higa), los empresarios han pedido que a los comercios se les extienda una exención de pagos de impuestos. ¿Queremos un estado de excepción? Entonces que los comerciantes no paguen impuestos. Y así nos seguimos todos fuera de la ley.

Gilga se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y meditó: un grupo violento hace y deshace: ¿lo permitimos, Presidente? Al parecer es mejor permitirlo a juzgar por los hechos de Nochixtlán. Dicho lo cual, Gilga ofrece el amplísimo estudio para que pernocten en él unos diez o doce mentores de Oaxaca o Chiapas o Guerrero. ¿Qué les gusta desayunar a los mentores: sus huevos con chilaquil (no empiecen)? ¿O bien unas claras a la mexicana con sus frijolitos refritos? Gamés jura y perjura que cuando Rubén Núñez salga de prisión se va a reventar una birria de padre y señor nuestro.

Viejo oficio

A Gil se le había quedado en el inexistente tintero de su escritorio de finas maderas esta noticia que dio a conocer el diario 24 Horas: “Ximena Bernal Vargas, líder juvenil del PRI en Guerrero, fue detenida el pasado viernes por elementos de la División de Investigación de la PF, junto con Carlos Alberto N, alias El Ruso, presunto líder del cártel de los Beltrán Leyva en Acapulco, Gro. Autoridades dicen que Bernal Vargas no es investigada por nexos con el crimen organizado, pues se presume que se dedica al trabajo sexual y en el momento de la detención de El Ruso, ella se encontraba dando un servicio”. Van a perdonar, pero así pasa cuando pasa, a veces es el amor, a veces el dinero, gran canción. Pobre chica, no la molesten, si no ha incurrido en un delito, permitan que ejerza desde el partido el más viejo oficio del mundo. Qué o qué. No empiecen con sus cosas.

Olimpiadas

Vienen las Olimpiadas y ocurrirá algo que Gamés nunca pensó que ocurriría: el gran acontecimiento del deporte no será transmitido por ninguna de las dos grandes televisoras. Gil verá a los voleibolistas de playa (¿machismo?) en los canales culturales o bien en las estaciones que le han comprado a Carlos Slim el paquete comercial. Vean bien cómo Gilga se convierte en un activista: ¿no valdría la pena, señor Slim que todos viéramos las Olimpiadas en los canales masivos y abiertos? ¿No? Correcto: Olimpiadas en canales culturales y de paga. Las sociedades requieren de sueños colectivos y algunos de esos sueños ocurren en los deportes. En fon.

La máxima que Francisco Umbral espetó en el ático de las frases célebres: “el deporte es una estilización de la guerra”.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.