• Regístrate
Estás leyendo: El pueblo es sabio
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 06:44 Hoy

El pueblo es sabio

Publicidad
Publicidad

De entre las locuras que ofrece la temporada electoral, Gil considera que no la menor de ellas es la candidatura de Cuauhtémoc Blanco a la gubernatura de Morelos. El candidato de Morena, ¿estamos? El mismísimo Liópez destapó, como en los muy viejos tiempos, al ex crack alzándole el brazo victorioso. Durante un mitin en Chiapas, Liópez dijo que el alcalde de Cuernavaca ganó la encuesta que realizaron Morena, PT y Encuentro Social. Cuau le ganó a Rabindranath Salazar (por su nombre los conoceréis). Pobre Rabindranath, el dedo flamígero del Dios de Morena lo quemó: “En una encuesta él fue el mejor calificado de Morelos y el pueblo es sabio, sabe lo que le conviene, por eso me da mucho gusto que me acompañe aquí”.

Van a perdonar a Gilga, pero ¿qué clase de sabiduría es ésa que considera que la mejor opción para gobernar un estado de la República es Cuauhtémoc Blanco?, un analfabeta que según se dice en los mentideros de la política vendió su candidatura a Encuentro Social en 7 millones de pesos, un alcalde que se presentó a trabajar a la alcaldía meses después de que le entregaron su constancia de mayoría. ¿No es esto una locura de la temporada?

Las miradas que Liópez le dirigió al Cuau en el estrado le recordaron el gesto que tuvo con Juanito. Gamés ha visto a Juanito-Cuau, es decir, un pobre diablo a quien Liópez le pedirá que baile cuando él le dé la instrucción. En realidad a Liópez le gusta el modelo Juanito. Por cierto, y de paso, Gil no cree bajo ninguna circunstancia que el pueblo sea sabio, para nada. Esta idea del pueblo encarnado en una persona es parte del sainete político de Liópez. Intermedio para un Gamés musical, una vieja canción de boda: “Hagan una ruedaaa/ hagan una ruedaa/ todos en un pie/ todos en un pie/ La bala baila la bala y la tienes que bailar...”.

Feliz coincidencia

Oigan esto por piedad: “Cuauhtémoc Blanco es un gran deportista, un buen dirigente social y un buen gobernante (…) Ha sido muy asediado por el gobernador de Morelos, que es preferible olvidar su nombre, pero ha resistido Cuauhtémoc”. Ah, aquel gol contra Bélgica en Francia 98, aquel poema contra la selección grande de Brasil en la Copa de Oro, y todo para qué.

El resultado de la encuesta se dará a conocer el día de mañana, pero Liópez, que ya la conoce, se adelantó. Padre mío, una vez más tus simpatías coinciden con las encuestas de Morena, ¿no es acaso algo extraordinario? Así es Andy, el pueblo es sabio. Caracho es que de veras.

Nadie sabe, nadie supo

Los periódicos, la radio, la televisión, la fronda tuitera se negaron a quitar el dedo del renglón torcido: el joven Marco Antonio Sánchez Flores, estudiante de la preparatoria 8, llevaba cinco días desaparecido después de que dos policías lo golpearon y lo subieron a una patrulla. Hasta la ONU mandó una señal de alarma. Gil lo leyó en su periódico MILENIO, el joven apareció en jirones, rapado, desorientado en el municipio Melchor Ocampo del Estado de México. Mil irregularidades acompañan al caso del joven Sánchez Flores: ¿por qué lo detuvieron, lo golpearon, lo subieron a una patrulla? Dios sabe, el jefe de la policía nada sabe o sabe todo.

Alguien debería explicar cómo apareció el joven Sánchez, lejos de su casa y de la delegación. Los policías detenidos afirman que lo bajaron de la patrulla y el joven tomó un camión. Sánchez no ha declarado aún cómo llegó al Estado de México, si lo detuvieron y dónde lo retuvieron, o bien ¿de qué se acuerda? A todos convendría saber qué ocurrió realmente para que no ocurra más veces. En fon.

Ahora mal sin bien: ¿cuántas veces al día ocurren estos actos sin que siquiera nos enteremos? Muchas, diría un amigo de Gilga. ¡Qué dexestre! A ver, usted se robó un celular y vamos a aplicarle todo el peso de la ley, y no la haga de tos porque le rompemos la madre. ¿De acuerdo?, puto. Súbelo a la patrulla y dale unos madrazos para que se calle la bocota. Y así, un rato, a golpes porque el joven no les gustó y les pareció un delincuente. Órale culero, bájate de la patrulla y vete a la chingada. Y Gilga supone que así encontraron al joven Sánchez. ¿Nada funciona en el sistema judicial? ¿Todo sale mal y contrahecho? Todos los ministerios públicos tienen que ver más bax.

Caracho, todo es muy raro, como diría Henry F. Amiel: La locura es la ilusión elevada a la segunda potencia.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.