• Regístrate
Estás leyendo: El propagandista crítico
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 03:58 Hoy

Uno hasta el fondo

El propagandista crítico

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Gil se ha percatado de que en Morena empiezan a hacer de la virtud, necesidad, así como lo leen. El intelectual orgánico del l(i)opezobradorismo, el escritor Paco Ignacio Taibo II ha criticado duramente a Alfonso Romo. El empresario va y viene tranquilizando a los inversionistas, repitiendo (bonitos los gerundios) que Liópez no afectará las concesiones para la industria petrolera. Esto ha enardecido a PIT II: “Ni un pinche paso atrás. Un debate es el tema de las últimas declaraciones de Romo, uno de los asesores del equipo de transición o de promoción de la victoria de Andrés Manuel, donde dice: ‘no afectaremos las concesiones para la industria petrolera de las trasnacionales (…) Mi pregunta es muy sencilla: quién chingados le dijo a Romo que somos ‘nos’. ¿A nombre de quién habla? (…) Hay que echar abajo la reforma energética. Y esa demanda ¡es nuestra! No solo es de Andrés, que lo dijo muchas veces (…) Porque si le quieres hablar al oído a las trasnacionales, pos muy tu pinche gusto, pero a nombre del conjunto de los mexicanos que vamos a votar en julio, yo creo que la demanda sigue viva y hay que exigir que siga viva (…) Abajo todas las pinches reformas neoliberales”.

Lo que es la vida, Gil considera que el escritor orgánico, fiero militante al servicio de Liópez, tiene razón. Liópez se ha roto la boca afirmando que tirará las reformas impulsadas por el presidente Peña. Pero mientras pasa el tiempo y sostiene una consistente ventaja, Liópez se ha vuelto ambiguo: que sí las tira, que no las tira, que nomás tantito. Y el empresario Romo va por el mundo con un nudo en la garganta: no se espanten, somos sensatos y sensates. Y eso ya calienta y PIT se le lanzó al cuello a don Romo.

Disentir

Paco Ignacio Taibo II se refirió a Germán Martínez como un “sapo”, “reaccionario criminal” que viene de las sombras clericales del siglo XIX. Al referirse a Napoleón Gómez Urrutia, PIT dijo que se trataba de un caso diferente y que él estaba de acuerdo en que Napoleón Gómez Urrutia fuera candidato a senador plurinominal de Morena. La vida es una tómbola: Gil lo leyó en la columna de Roberto Rock de su periódico El Universal: PIT II es autor de un libro, Insurgencia, mi amor, una breve historia de cómo la dirigencia de Gómez Urrutia destrozó el movimiento obrero en una planta del sector. Paco: vamos todos a cerrar los ojos para darle oportunidad a usted de que esconda su trabajo sobre Napito debajo de la cama. Uno, dos y tres, ¿ya? Perfecto aquí no ha pasado nada. Sigamos.

Total: todavía no ganan la elección y ya corren vientos de rencor y de amargura. Así ha sido siempre la iglesia comunista de la que proviene Taibo II y el priismo viejo del que se desprende Liópez. En breve entrevista concedida a su periódico La Jornada, el escritor defendió su derecho a criticar algunas posturas dentro de Morena. Según Taibo II, la polémica generada por esos dichos fue fabricada por “medios informativos conservadores” que mezclaron declaraciones suyas de diversos momentos: “Hicieron un paquete y trataron de construir una fricción entre L(i)ópez Obrador y los que tenemos ciertas opiniones críticas”.

Ohquela. El culpable de las opiniones de PIT II es un medio que él considera “conservador”. Para los representantes de esta izquierda, ellos no son nunca responsables de sus actos, otros “reaccionarios” conspiran. En la mesa de redacción (existe aún tal cosa) de su periódico Reforma conspiraron así: hipnoticemos a PIT para que le miente su madre a Romo y diga que Germán Martínez es un criminal reaccionario. Al día siguiente todos se felicitan en las amplias estancias de su periódico Reforma: ¡lo logramos! La hipnosis dio resultado y Taibo ha insultado a los candidatos de Liópez al Senado. Somos muy conservadores: muajajaja. Pensará Taibo que todos los que lo oyen se chupan el dedo, ¿qué les gusta la sonaja? Dicho esto sin la menor intención de un albur sonajero.

Sin arbitrariedades

“Reitero que no caeré en provocaciones, aunque vengan del presidente Peña Nieto (…) No vamos a cometer ninguna arbitrariedad (…) Los recursos naturales del país van a ser para beneficio de los mexicanos (…) No me voy a enojar. Corazón caliente, cabeza fría”. Si Gil ha entendido algo, el provocador no ha sido el Presidente, sino el compañero de ruta de Liópez, PIT II. En fon. La verdad sea dicha (muletilla pagada por Liópez y Morena), PIT II necesita ver más bax.

Todo es muy raro caracho como diría Lincoln: La demagogia es la capacidad de vestir ideas menores con palabras mayores.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.