• Regístrate
Estás leyendo: El dilema de Gil
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 04:59 Hoy

Uno hasta el fondo

El dilema de Gil

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

Gil se debate. Eso de debatirse a sí mismo es interesante. Amigos que Gil pondera afirman que el desabasto de gasolina es un momento iniciático de la ineptitud del gobierno de Liópez Obrador. Gamés vuelve a debatirse y discrepa. Años de quejarnos porque el gobierno nada hace frente al crimen organizado, años de ver en las primeras planas de los periódicos, de los noticieros, de los radios y las radias el robo de combustible y años también de que la autoridad no mueva un dedo, no vayamos a desatar una crisis.

El gobierno de Liópez Obrador ha tomado una decisión firme contra el huachicol, las consecuencias traen desabasto, caos. Combaten un mal con otro mal. Gil cavila: ¿qué hacemos? ¿Seguimos así hasta el fin de los tiempos? ¿Los criminales son intocables? ¿El gobierno debe permitir una vez más que 6 millones de litros de combustible sean robados a la nación cada día?

Sin las consecuencias de esta decisión, de nada habrá valido la locura del desabasto: presentar acusados; seguir la ruta del dinero, de dónde viene a dónde va desde hace años el camino de ese negocio. Nombres, lugares, crímenes. Si el gobierno pudiera presentar cargos sería probablemente el primer gran triunfo de Liópez Obrador. Veremos.

Controversia

Vean esto: Alfredo Pérez Dayán, ministro de la SCJN, admitió a trámite las controversias constitucionales interpuestas por el Banco de México y la Comisión Federal de Competencia Económica contra la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos. Como lo oyen y lo leen. Oh, sí.

La ley impugnada establece que nadie puede ganar más de 108 mil pesos mensuales, tope salarial del Presidente de la República. Ah, pero el meticuloso Gamés ha investigado, mju. La Junta de Gobierno del Banco de México había ajustado los tabuladores de las remuneraciones correspondientes a los servidores públicos de la banca central para 2019, en atención a los límites señalados para la remuneración del Presidente en el ejercicio fiscal 2019.

“El objeto de la promoción de dicho medio de control constitucional es que la Suprema Corte de Justicia de la Nación establezca y delimite el ámbito de aplicación de las normas y actos mencionados, en relación con la autonomía que la propia Constitución Política reconoce y confiere, de manera expresa, al Banco de México”, señalaron fuentes ( así se dice) en la banca central.

Total: el Ministro Pérez Dayán concedió la suspensión para que no se aplique el estatuto al Banco de México. La suspensión beneficiará al organismo autónomo por su carácter especializado, ya que sus empleados podrán ganar 108 mil pesos más el 50 por ciento, en seguimiento a lo establecido por el artículo 127 constitucional. Gil también quiere ganar mucho dinero, ¿está mal? Parte de la argumentación es que los recursos recibidos por los empleados de Banxico no vienen del erario federal, sino que la banca central es autosustentable. Gil es autosustentable. ¿O no?

Tata Martino

En otro orden de cosas, como dicen en la televisión. Martino es el nuevo entrenador de la selección nacional de futbol. Él y su equipo técnico fueron presentados (ah, una voz pasiva al menos) al mundo mexicano. Por cierto, una ley debería imponer que el entrenador de la selección no gane más que el Presidente. El Tata ganará al menos nueve veces la cantidad que gana Liópez Obrador al mes.

Como diría el licenciado Puig: vivo en un país donde la persona que más dinero gana es el entrenador nacional de futbol. Diantres. Gil protesta: que Tata gane lo que gana Liópez Obrador. Martino va por el quinto partido, Martino es argentino, Martino busca el triunfo, mju, Martino ha firmado un contrato monstruoso. Y otra vez: la nueva selección, los nuevos jugadores, la pruebas, los juegos de preparación y, al final, el fracaso. No somos nada, los directivos de la Federación son como unos raros huachicoleros del deporte. Oh, sí.

Pifia

Una vez más Gil ha escrito dormido. Escribir con el estómago ocasiona serios errores digestivos. Amigos y desamigos le recuerdan a Gil que su periódico La Jornada sí ha escrito al menos un editorial sobre la situación en Nicaragua. Cierto. Va de nuez: su periódico La Jornada sí ha escrito en contra de la represión en Nicaragua y Gilga se ha equivocado. ¿Estamos?

Todo es muy raro, caracho, como dice Giovanni Papini: Temo a un solo enemigo que se llama yo mismo.

Gil s’en va
gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.