• Regístrate
Estás leyendo: Desvíos de fuste y fusta
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 01:20 Hoy

Uno hasta el fondo

Desvíos de fuste y fusta

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

A César Duarte le gustaban los ranchos, le gustaban tanto que los coleccionaba. Gil lo leyó en su periódico Reforma, el gobierno de Chihuahua aseguró cuatro nuevos ranchos adquiridos durante el sexenio de Duarte. Los terrenos suman 2 mil 344 hectáreas y corresponden a predios rústicos para ganado que incluyen cascos de rancho, casas habitación, sistemas de riego y celdas solares. En estos terrenos se encontraron 450 cabezas de ganado bovino, 30 bisontes, 5 llamas y manadas de jabalíes. A César Duarte no le gustaba comprar, “las cabezas de ganado corresponden a las que se adquirieron para el programa de apoyo social para el repoblamiento del hato ganadero”. Ese ganado lo manda usted para mis ranchos, entre repoblar terrenos ajenos y repoblar los propios, elijo lo segundo. Javier Corral informó que se han asegurado 20 inmuebles tanto urbanos como rústicos. Todos ellos suman nada más 40 mil hectáreas. Hace unos días, en el municipio de Camargo aseguraron un rancho de 30 mil hectáreas, extensión similar, dice la nota de su periódico Reforma, a la delegación Tlalpan.

Dirán que Gil es un ingenuo, pero sigue preguntándose (en gerundio) qué tienen en la cabeza estos gobernadores, en su mayor parte priistas, qué mosca les picó, la mosca de la codicia y la ambición, se sabe, pero algo más: la certeza de la impunidad. Nadie nunca vendrá a pedirnos cuentas, pues hemos repartido, aquí y allá, campañitas y campañotas. Bisontes, yates, terrenos federales. Todo parece como una película de Mauricio Garcés: ¿qué nos toca hoy, Pelayo? Nos toca adueñarnos de un rancho a precios de risa, señor gobernador.

Más y más

Gil lo leyó en un tuit de Daniel Moreno: 1. Sedatu desvía en 2016 mil 700 millones. 2. Sedesol gasta mal 3 mil millones en el combate al hambre. 3. Gobernadores no saben explicar qué hicieron con 180 mil millones. 4. Pemex tiró 11 mil millones a la basura. ¿Estamos locos?

Cuenta Héctor de Mauleón que el 27 de mayo de 2015 se reunieron la directora de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Secretaría de Desarrollo Social y dos funcionarios de Radio y Televisión Hidalguense. En las oficinas de esa directora se firmaron contratos por más de 600 millones de pesos que involucraban la contratación de servicios de 27 proveedores. Más dinero, más dinero, más dinero. Mucho dinero perdido. No se lo tomen a mal a Gamés, pero ¿Meade no existía, no firmó la aprobación de esos y otros dineros desde la Hacienda que encabezaba? Esto parece ser mucho más grave que la acusación que pesa sobre Ricardo Anaya. ¿Cuándo, en qué momento todo mundo pensó que era posible desviar millones y de paso quedarse con un pedazo?

Universidad

Gamés ha leído en su periódico Reforma que la UNAM destinó 9 millones para la seguridad del campus. Con la pena, pero han tirado el dinero a la basura. Si invirtieron esa cantidad de dinero en seguridad y permitieron una célula del cártel de Tláhuac en su territorio, la verdad podrían ahorrarse ese dinero. Pusieron rejas, cámaras de videovigilancia, pero sirvieron para maldita la cosa porque la idea de la autonomía estorba, se convierte en un fardo. Ningún policía puede entrar a ese territorio a tomar presos a un grupo de narcos. Lo dicho: estamos locos.

El rector afirma que la estrategia de seguridad ha sido un éxito: “Estoy seguro que el camino que nos hemos trazado es el correcto”. El camino del rector es permitir que un grupo de narcos tome un pedazo de territorio sin tomar medidas para defender el espacio académico más importante de México. Es que la autonomía nos impide que unos policías entren y se lleven a los narcos. Gilga se pregunta: ¿si un grupo de policías entrara a Los Frontones y limpiara ese lugar de narcos, el acto violaría la autonomía? No. Si el rector encabezara el acto con la Comisión de Derechos Humanos y mandara un mensaje: en la UNAM no se admiten delincuentes. Por cierto, el rector tiene que ver más bax.

Todo es muy raro caracho, como diría Lincoln: Hay momentos de la vida de todo político en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.