• Regístrate
Estás leyendo: Congruencia con papas
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 12:08 Hoy

Congruencia con papas

Publicidad
Publicidad

Gil meditaba: en estos días, la congruencia se come con papas. Gabriela Cuevas es una prueba contundente. Panista de raza, militante de ese partido desde muy joven, casi niña, una tierna niña activista que se transformó en una joven luchadora de las causas de Acción Nacional. Cuentan que cuando Gaby oía el eco epifánico del nombre de Gómez Morín, los ojos se le llenaban de lágrimas. ¿Qué quieren que haga Gil, eso cuentan? La joven se convirtió en una mujer de fuste y fusta, exitosa, empoderada. Así llegó a ser delegada de la Miguel Hidalgo con la bandera del PAN. Valiente como es, Gaby se opuso con fuerza a Liópez cuando éste ocupaba la Jefatura de Gobierno del entonces Distrito Federal. En el pleito de El Encino, aquel que terminó con el desafuero de Liópez, ella cumplió con su papel de panista dura como el coyol.

Entrevistada por Alberto Morales de su periódico El Universal, Gabriela Cuevas ha dado lecciones de carácter, sencillez y buen juicio: “A diferencia de lo que vemos en la cúpula panista, lo que ofrece el movimiento de Andrés Manuel L(i)ópez Obrador es inclusión, pluralidad, diálogo, es realmente reconcilicación y eso es lo que le hace falta a México”.

Ya en serio, a Gil le va a dar algo, y fuerte. Oiga, Gabriela, no manche, ¿de verdad ve usted todo eso en Morena? ¿Inclusión, pluralidad y diálogo? Gilga cree que usted se ha equivocado de realidad porque en este mundo esos tres atributos son la antípoda de Morena, partido que se caracteriza por el autoritarismo, la línea sectaria y el monólogo de su líder. ¿No será que dice usted todas estas cosas para lograr una curul y permanecer en la presidencia de la Unión Interparlamentaria? Ah, pilluela, socarrona, pícara. Como diría la extinta madre de Gil: Dios los hace y ellos se juntan.

Y en un pedestal te puse

Oigan esto, por piedad: “Soy la misma Gabriela Cuevas, con defectos y virtudes. Hoy la opción que creo que es la correcta para México es la que encabeza Andrés Manuel L(i)ópez Obrador”. Gil no pudo contenerse, de inmediato se impuso el Gamés Musical: “Con tus defectos y virtudes, me enamoré/ y tu vida y tus contumbres empecé a querer/ en el amor y en la pareja me hiciste creer y en un pedestal te puse/ ¿para quéee?/ Si tú te vaas, que será de mí/ si tu te vaas/ enséñame a vivir sin ti”. Camilo Sesto interpretando una letra de Gaby Cuevas, o como se diga. La cursilería le fascina a Gil. ¿Le gusta su himno, Gaby? Gilga no cobrará ni un peso por este servicio musical, todo sea por la inclusión, la pluralidad y el diálogo.

Gaby le dice a Alberto Morales: “Las cosas no suceden de la noche a la mañana. Hubo mucha cercanía, amistad con liderazgos de Morena. En los últimos días tuve oportunidad de acercarme, de tener una reunión con Andrés Manuel L(i)ópez Obrador, fue una reunión muy agradable, una gratísima sorpresa encontrar un hombre alegre, que conoce muy bien nuestro país, que conoce los problemas (…) que busca la unidad de México, que empata con los ideales que he tenido”.

Como diría Monsiváis en su sección “Por mi Madre, Bohemios”: no comments. No, sí comments: la verdad usted es una aduladora impresentable. Ciertamente cabe la posibilidad de que se haya equivocado y su reunión haya ocurrido con Guillermo del Toro y no con Liópez; si fue así, Gilga retira lo dicho. De paso, Del Toro es el mexicano más merecidamente feliz del país en este momento.

Ya lo pasado, pasado

A Gaby Cuevas el pasado no le interesa. No se inquieten, Gamés Musical nunca cita dos canciones en una sola página del directorio, basta y sobra con las canciones que canta Gabriela: “Más allá de meterse al pasado, nadie construye futuros con el pasado, pensar que en anécdotas de hace 13 años se puede construir el futuro, sería claramente imposible”. Dios de bondad. Esta letra hubiera ganado una mención en la OTI. Ya en serio, Gabriela: se regresa usted a la preparatoria a cursar lógica y ética. Y ya luego vemos la interparlamentaria, o como se llame.

Gaby no da golpe: el pasado no construye futuros, y el presente no fabrica pasados, en fon. Todo para evadir aquel momento en el cual consideraba a Liópez un adversario al cual había que derrotar a como diera lugar. Entonces recibía órdenes de Vicente Fox. Gaby no brilla por sus luces, pero sí ilumina la congruencia con papas que almorzará mañana.

Todo es muy raro, caracho, como diría Albert Camus: Alguien sin ética es una bestia suelta en este mundo.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.