• Regístrate
Estás leyendo: Abre el ropero, abuelita
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 14:08 Hoy

Abre el ropero, abuelita

Publicidad
Publicidad

Cuando Liópez sale de compras, regresa cargado. Gil no se refiere a unas compras de mercancías en almacenes de reconocido prestigio, piensa más bien en adquisiciones políticas para su partido. Entre las más recientes resalta la de René Fujiwara Montelongo, ex diputado y nieto de la maestra Elba Esther Gordillo. Entrevistado por Lesly Gómez para su periódico El Universal, el joven Fujiwara Montelongo dice: “Me di cuenta de que nos han vendido una mentira y que el peligro para México jamás fue él, el peligro para México fueron otras personas que ya llegaron, ya gobernaron, ya hicieron lo que querían o pretendían hacer (…) Fue a partir de ahí que hubo un reconocimiento claro a la figura de Andrés Manuel y hacia la lucha que él ha venido encabezando. Es muchísimo más sensible y en parte eso me motiva a sumarme a este camino para llevarlo a la Presidencia de la República”. Gamés musical irrumpió en el amplísimo estudio: “…la vida es la ruleta en que apostamos todos, a ti te había tocado nomás la de ganar, ya ves que no es lo mismo amar que ser amado, hoy que estas acabado, que lástima me das”. Que grande era Cuco, pero sigamos no desfallezcamos (amos-amos).

Existencialista

Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y meditó: ¿los enemigos de hoy serán los aliados de mañana? ¿De qué capítulo se perdió Gilga?: Liópez y Elba Esther y su familia eran enemigos mortales. Liópez tenía a la maestra como una protagonista de la mafia del poder, dueña del SNTE, sin escrúpulos, corrupta (y por cierto no se equivocaba), y miren por dónde: su nieto y su yerno son recibidos con los brazos abiertos en Morena. ¿Es o no verdad que la maestra movió sus redes para que el magisterio se inclinará por Felipe Calderón en la elección de 2006? ¿Todo fue una patraña de Liópez? Ajá, con que diciendo mentiras. Ahora mal sin bien: ¿le entregó el panismo a Elba Esther Gordillo la Secretaría de Educación Pública? Sí.

Fujiwara Montelongo ha empleado todo su equipaje conceptual para elogiar a Liópez: “Las personas que pierden las elecciones en muchos casos terminan siendo los mejores gobernantes, ese es el caso de Abraham Lincoln, Barack Obama, que han tenido que sufrir varias derrotas antes de poder llegar a donde querían”. ¿No habíamos quedado en que a Liópez le robaron las elecciones?

René Fujiwara Montelongo, a la pista: “Es un tema existencial para nosotros que estos seis años de encarcelamiento que tuvo que sufrir Elba Esther Gordillo, defendiendo a su gremio, no fueron años completamente en vano, no van a ser años que se tiren a la basura únicamente por que sí, el poder darle sentido a ese sufrimiento que hemos padecido”. Gamés musical no soportó la tentación: “Toma el llavero, abuelita, y enséñame tu ropero, con cosas maravillosas y tan hermosas que guardas tú”. Ah, que bonito se siente el respeto y amor por las ladronas. Por lo demás, sí, es un tema existencial, muy existencial.

Callejón

Gil piensa (ya empezamos con las jactancias) que Liópez es el único candidato en esta contienda que sabe de qué trata una campaña electoral: de agredir, de persuadir, de ofender a los rivales. Sí, las propuestas son importantes, pero solo si van en la sartén con el aceite hirviendo de la ofensa.

Liópez se las sabe de todas, todas. En Zoquitlán, Puebla, dijo: “Anaya es un mafiosillo, tiene de maestro a Diego Fernández de Cevallos. Tiene un buen maestro. Hace tiempo dije que era un aprendiz de mafioso, y ya Diego lo convirtió en mafiosillo, o sea, ya escaló en la mafia del poder”.

Gilga cree que este es el verdadero Liópez, el otro, el que hace chistes y se ríe es un artificio de campaña. Por lo demás, El Joven Maravilla debería sentirse en un buen lugar, Liópez ha sentido pasos en la azotea. Santos avances, Batman, lo tenemos a tiro de piedra. Como decía la extinta madre de Gil: se los dije.

Ackerman

Gamés lo leyó en un tuit de Sergio Zurita. Dice Ackerman: “De niño, como buen adolescente gringo, me juntaba con los amigos a ver el Super Bowl. Hoy, como hombre mexicano, me da tristeza ver a tantos compatriotas irse con la finta de un deporte tan violento y capitalista. En este momento lo único que importa es la victoria de AMLO2018”. Gilga cayó sobre la duela de cedro blanco a risotadas “un deporte violento y capitalista”. Aquel niño era normal; el adulto mexicano, un subnormal. Oigan, ya en serio, este Ackerman no ata ni desata. Por cierto, todos ustedes tienen que ver más bax.

Todo es muy raro caracho, como diría Shakespeare: La lealtad tiene un corazón tranquilo.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.