• Regístrate
Estás leyendo: Políticos degradan política
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 03:07 Hoy

Políticos degradan política

Publicidad
Publicidad

ARISTÓTELES (384 A.C 322 A.C.) filósofo, lógico y científico de la Antigua Grecia cuyas ideas han ejercido una enorme influencia sobre la historia intelectual de Occidente por más de dos milenios, definió que el hombre es un "animal político" por naturaleza.

Esta dimensión, es la base que lo hace capaz de crear y organizar la vida en sociedad.

ERASMO de Rotterdam, humanista, en el siglo XV, discernió a la política como una categoría ética en beneficio de la humanidad.

El filósofo, economista, jurista, historiador, politólogo y sociólogo alemán, MAX WEBER (1864-1920) concibió que el poder político, derivado del ejercicio de la política, podía ser el instrumento perfecto para la realización de los grandes proyectos sociales.

Así, en diversos momentos de nuestra historia humana, grandes pensadores argumentaron que la política podría ser un mecanismo para generar las condiciones necesarias para una mejor humanidad.

Sin embargo, hoy como nunca, la evidencia empírica nos demuestra que es más un mito que una realidad, que el espacio político sirva a intereses colectivos.

Este comportamiento se presenta casi en todos los países del orbe.

No obstante, en el caso de la política mexicana, es más que evidente.

Con rara excepción, nuestros actores políticos, por sus acciones, padecen de descrédito social ya que se les identifica como corruptos, mediocres y artífices de nuestros males.

Para muestra basta un botón, refiere un refrán.

En el actual proceso electoral hemos visto que, tanto individuos como partidos políticos, no tributan el valor de la honestidad.

Sobresalen las cuantías particulares que le reditúan al partido político o al aspirante cambiar de signo.

En los espacios del poder, el político miente, engaña, distorsiona y traiciona.

Respecto a los partidos políticos, no hay debate de ideas, ni conciencia política, por lo que una vez despojados de sus postulados, al diluir la ideología, van en alianza a cambio de algo; se han vuelto recipientes de todo.

En cuanto a los llamados "chapulines", es decir, políticos que sólo les interesa mantenerse en el poder y que saltan de una posición a otra, son personas sin escrúpulos capaces de abandonar a la ciudadanía misma que les otorgó el voto y confió en ellos.

Esta constante, es grave, ya que al aumentar el descrédito y mala fama de los políticos que degradan la política, se traduce en una crisis de confianza hacia las instituciones, básicamente entorno al Gobierno.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.