• Regístrate
Estás leyendo: Percepción
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 01:28 Hoy

Ejercicio del Poder

Percepción

Gerardo Viloria

Publicidad
Publicidad

A23 de marzo, fecha en que se rememora el asesinato del candidato priista a la presidencia de la República, LUIS DONALDO COLOSIO.

Desde la época revolucionaria hasta nuestros días, historias de venganzas y traiciones han segado los sueños de líderes políticos, candidatos, gobernadores, alcaldes y diputados locales como federales.

Sin embargo, ese crimen para México, fue un magnicidio, toda vez que nada parecía impedir que el sonorense, ganara las elecciones de agosto de 1994

Esto sucedió hace 20 años. Han transcurrido dos décadas, no obstante ello, ese homicidio político no ha sido bien resuelto,

Por eso, en el colectivo social continúa la percepción que existió más de un ABURTO y que hubo una conspiración desde el más alto nivel del gobierno –de aquel entonces– para matarlo.

No existen pruebas en este contexto. Lo anterior puede ser cierto, versión descabellada o bien, mentira. No obstante, es una percepción compartida del conjunto social y, no olvidemos que la percepción muchas veces es más contundente que la realidad.

De ahí la expresión que "La voz del pueblo, es la voz de Dios". En este contexto, simplemente preguntemos a cualquier joven, adulto o anciano ¿quién quemó Roma? y, sin duda, convencidos contestarán: Nerón.

El erudito, el acucioso de la verdad sabe que ello no es cierto. Nerón era un psicópata, pero no quemó Roma; pero confrontado con el cristianismo que cobraba fuerza, como perseguidor de la fe que crecía, su nombre fue relacionado con ese hecho.

La percepción es decisiva. Relato un suceso en la vida del Premio Nobel de Literatura en 1925, el escritor irlandés GEORGE BERNARD SHAW, quien en una ocasión, en la presentación de una de sus obras mientras el público aplaudía sin parar, un sujeto que denostaba le preguntó ¿No es cierto que esta obra es muy mala?, SHAW respondió: "Estoy de acuerdo con usted, pero... ¿qué podemos hacer contra la opinión pública?

La historia no siempre es estrictamente verdad, SE HA COMPROBADO, a veces se sustenta de engaños; pero, es la que emite juicios definitivos.

Por eso es peligroso para los hombres públicos no medir sus acciones. La vida es quehacer y la historia es cita; y, a la vez, raya que el destino traza con su mano invisible.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.