• Regístrate
Estás leyendo: Fox, débiles raíces
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 23:09 Hoy

Ejercicio del Poder

Fox, débiles raíces

Gerardo Viloria

Publicidad
Publicidad

Excepto por un acto solemne efectuado por la Presidencia de la República, relativo al 78 aniversario de la Expropiación de la Industria Petrolera, decretada el 18 de marzo de 1938 por el entonces presidente LÁZARO CÁRDENAS, difícilmente, esta fecha fue rememorada.

Igual ocurrió con el pasado 21 de marzo, día que se recordaba en todo el país, aún en la más lejana escuela, el nacimiento del Benemérito, BENITO JUÁREZ GARCÍA.

El abandono de celebraciones cívicas se da a partir del Decreto del 17 de enero de 2006, emitido por el presidente VICENTE FOX, en el cual se reforma el Artículo Segundo, donde se establece el Calendario Oficial.

En él se alteraron las fechas de descanso obligatorio en las conmemoraciones de los días 5 de febrero, 21 de marzo y 20 de noviembre.

En sus considerando, el propósito de tal disposición presidencial señala que "su objeto es establecer tres fines de semana largos a efecto de implementar un nuevo mecanismo de promoción turística que favorezca el mercado nacional".

Al respecto, la pregunta que surge es, ¿Realmente, alguna vez VICENTE FOX, se interesó en "promover" el turismo doméstico para "favorecer el mercado nacional"?

Ante su displicencia por los proyectos nacionales, la respuesta es obvia: nunca

Entonces ¿Por qué nos arrebató la celebración de nuestras fechas cívicas?

Cabe señalar que la supresión de días de gran significación patria, conlleva a debilitar la identidad y cohesión nacional.

El recuerdo de testimonios históricos y próceres del ayer permite exaltar las virtudes y valores dignos de ser rescatados.

VICENTE FOX difícilmente puede autodenominarse "orgullosamente mexicano", sus intereses y emociones están mayormente inclinados hacia el vecino del norte.

Tan sólo recordemos que como titular del Poder Ejecutivo, transgredió la "ortodoxia" del grito del 15 de septiembre, ya que durante sus seis años de gobierno agregó y quitó elementos, empezando por la distinción gramatical entre "mexicanas y mexicanos". Incluso, desde el inicio, no le gustó el águila del Escudo Nacional y lo mutiló al recortar las alas.

En el reloj vital, un pueblo desprovisto de memoria histórica semeja a un árbol de débiles raíces.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.