• Regístrate
Estás leyendo: EPN, estrategia política
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 23:53 Hoy

EPN, estrategia política

Publicidad
Publicidad

Finalmente, el pasado miércoles 10, MIGUEL ANGEL OSORIO CHONG, quien fue considerado uno de los presidenciables de su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), renunció a la Secretaría de Gobernación.

La misma, era una dimisión esperada mucho tiempo atrás, sin embargo, en ningún momento pasado había sido aceptada.

Para muchos analistas políticos, tal situación se consumó en base a los antagonismos existentes al interior del equipo de trabajo del presidente ENRIQUE PEÑA NIETO.

No obstante, tal postura, así como los otros cambios que se dieron en el gabinete, estos obedecen a una estrategia política de cara a las elecciones presidenciales del próximo 1º de julio. Veamos.

Para un partido político que detenta el poder –en este caso el PRI- no se puede dar el lujo de perderlo. Por tanto, los mismos, son giros estratégicos.

Si algo conoce y domina bien el presidente PEÑA NIETO, es la operación política.

Es rigurosamente disciplinado con el manual de acción política desplegado en el Estado de México cuando fue gobernador y, hoy, enriquecido a través de su experiencia.

Tiene talento para ello y está sin las manos atadas.

Vislumbra que hay condiciones que modifican conductas y aspiraciones, vicisitudes que generan nuevos paradigmas en el ánimo nacional, hoy polarizado y escéptico.

Conoce que vivimos con problemas y riesgos económicos, con una crisis de seguridad y violencia de magnitudes históricas.

Sabe que estos factores influyen en las decisiones de los ciudadanos a la hora de votar.

No cae en "autocomplacencias", como ha señalado.

Sin duda, tiene claro que cuando él asumió la Primera Magistratura, el PRI gobernaba 21 estados y hoy sólo lo hace en 14 de ellos, con un detrimento de cinco millones de votos.

En este contexto, advierte que el PRI podría perder las elecciones del primero de julio.

Luego entonces, PEÑA NIETO, tiene las variables previstas y estudiadas para luchar por mantener la Presidencia.

El proceso diseñado en Los Pinos para las elecciones del primero de julio, ha sido calculado.

Además, los análisis estratégicos que han hecho es garantizar para el PRI cuando menos los segundos lugares en votos en cada estado.

Si lograran conquistar esos espacios, aún sin ganar un solo estado, podrían mantener el poder.

No ignora que el reto es grande, que el futuro nadie lo tiene garantizado, pero ayuda construir un camino para lograrlo.

Lo que está haciendo, ya lo efectuó en el pasado. Y tuvo un buen éxito.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.