• Regístrate
Estás leyendo: ¿Despenalización de las drogas?
Comparte esta noticia

Ejercicio del Poder

¿Despenalización de las drogas?

Gerardo Viloria

Publicidad
Publicidad

Bajo el argumento de “pacificar” el país, OLGA SÁNCHEZ CORDERO, perfilada como Secretaria de Gobernación en el sexenio de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, sugirió -días atrás- despenalizar el uso recreativo de la marihuana y la amapola.
Durante su participación en el seminario organizado por el Colegio de México sobre “Violencia y Paz ¿Olvido, verdad o justicia?, refirió, LOPEZ OBRADOR me dijo textualmente: “carta abierta, lo que sea necesario para pacificar este país, abramos el debate”.
En torno a ello, señalamos que pocos temas, hoy en día resultan tan polémicos como el de la despenalización de las drogas. Veamos.
Para quienes impulsan establecer el consumo de sustancias psicoactivas en un ámbito controlado y legalizado, como respuesta para reducir el crimen y la violencia, la iniciativa de SANCHEZ CORDERO, plantea un escenario optimista.
Afirman: la ilegalidad, encauza a que sea un gran negocio extremadamente violento; además, enriquece a mafias, carteles, negocios y bancos encargados del lavado de dinero a nivel mundial.
Como el comercio de las drogas es ilegal, toda su actividad se sustenta con bandas armadas que la protegen, incluyendo miembros de las policías y militares.
Aducen, si las drogas se vendieran en comercios legales se acabarían los narcomenudistas porque podrían comprarse en establecimientos permitidos.
Además, opinan que las drogas ilegales no llevan necesariamente a la adicción y son menos nocivas de lo que la mayoría considera.
En contraste, están quienes respaldan que el consumo frecuente de drogas primero, causa una pérdida importante en la identidad y el sentido de propósito vital de la persona, la cual se hace presa de la droga y pierde la libertad.
Aparte, nadie en su sano juicio puede creer realmente que la despenalización del consumo de drogas termine con ese flagelo, sino todo lo contrario.
El fracaso de la despenalización a nivel mundial puede observarse en cada uno de los países en los que se planteó.
Baste ver lo sucedido en España, donde literalmente se “perdió” toda una generación por culpa de los estupefacientes.
Hoy en día, los funcionarios españoles responsables de esta política aseguran que, si pudieran volver el tiempo atrás, no permitirían nuevamente que se despenalice el consumo.
Como conclusión, advierten, si la despenalización de las drogas fuera la solución efectiva en torno a sus nefastas consecuencias, todos los estados del mundo ya la hubieran decretado.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.