• Regístrate
Estás leyendo: Relegar a quien sobresale
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 19:36 Hoy

Ventana abierta

Relegar a quien sobresale

Gerardo Moscoso Caamaño

Publicidad
Publicidad

La incapacidad para reconocer como válidas ideas de otros, el miedo a ser superado profesionalmente por un subordinado o la envidia, pueden llevar a algunos directivos o mandos intermedios en su trabajo, a eludir su principal responsabilidad, a tomar las decisiones más adecuadas, dedicándose a descomponer las iniciativas, aportaciones e ideas de aquellos que pueden dejarlos en evidencia.

¿Cómo reconocer mejor la figura de este tipo de personas en una organización? Conscientes de lo que son: Directivos y mandos intermedios que reconocen entre sus subordinados a figuras que pueden hacerles sombra.

Su visión siempre es tan clara que se molestan si se les dice que no tienen razón. No se ponen en el lugar de los demás, aunque creen que sí lo hacen. Suelen hablar de tolerancia, pluralidad, intercambio de ideas… pero cuando esto se produce no soportan que se den opiniones diferentes a la suya y encuentran cómo criticar o subestimar a esos individuos.

Tienen miedo de temperamentos con trayectoria e inquietos, con conocimientos, capacidades o iniciativas que ellos no tienen.

Por ello, limitan las capacidades creativas e iniciativa de sus subordinados, para que no evidencien sus propias carencias. Son capaces de cambiar su posicionamiento inicial ante un tema si ven que alguien opina igual.

La parte más bochornosa y de pésimos resultados es que suelen generar un ambiente laboral de tirantez, división, nerviosismo y estrés. Este tipo de personas deforman, ocultan, interpretan o tergiversan la realidad a sus intereses y conveniencia. Se trata de El “Síndrome de Procusto”, un gran mal de muchas sociedades, que usualmente hemos visto casos concretos en los que se produce.

El problema de algunas organizaciones, es que tienen miembros en puestos de responsabilidad que han decidido que sus obligaciones no son las que les ha asignado la comunidad, sino que su trabajo consiste en mantener su trabajo.

Frente a esto, responsabilidad, y adiestramiento continuo son la solución. Ambas son las que aportan los conocimientos y la visión necesarios para tener la capacidad de gestionar adecuadamente las virtudes propias y las de los subordinados, y lograr que todas ellas contribuyan al bien común.



lonxedaterra@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.