• Regístrate
Estás leyendo: “Qué pena que sea así todo siempre”
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 20:54 Hoy

Ventana abierta

“Qué pena que sea así todo siempre”

Gerardo Moscoso Caamaño

Publicidad
Publicidad

A estas alturas ya no sabe uno a que hay que tener más miedo en la vida pública, si del ceño fruncido de los malvados o de la sonrisa y la risa simple de los tontos, de los estúpidos. Hace muchos años cuando cursaba segundo de secundaria, en la Ciudad de México, escuché a mi maestro de historia universal, Pablo Salinas Pérez, afirmar que una cosa que no suelen tomar en cuenta los historiadores, era el peso de la simple y gigantesca estupidez humana, de la capacidad que tienen algunos imbéciles que ocupan posiciones de muy alto nivel de responsabilidad en la política, de provocar catastróficas desgracias.

Preferimos pensar que los responsables de los grandes desastres políticos, actúan por un cálculo de inteligencia perversa, ya que esto nos permite creer que en el fondo de todo hay una intención coherente, una decisión premeditada y de algún modo imbatible.

Pero parece ser que no, que los amos de nuestro destino, los que dirigen gran parte de los países del mundo, pueden ser mucho más tontos y necios que nosotros, porque pueden cometer las equivocaciones más dañinas. El magnate Trump, por maldad o por pendejo, con su mejor intención, cree con convicción imperturbable estar actuando en beneficio de los que votaron por él.

Lo peor de todo es cuando se combinan las acciones de los tontos con las de los perversos, las de los populistas con las de los de la elite, cosa bastante frecuente en la historia. Existen y brillan ciertamente algunos pendejos aterradores, pendejos joviales de risa fácil y pendejos austeros, mesiánicos y densos de ceño fruncido, pendejos voluntariosos, pendejos felices con su terreno de poder.

Desde Enero de este 2017, tan pesado y lleno de simulaciones y despilfarros, ascendió al poder en USA, una de las personalidades más pendejas y violadoras de la dignidad humana: Donald Trump.

Este mentecato, una vez más en la historia, está incubando el huevo de la serpiente, como sucedió con Hitler en la Alemania de 1931.

”Qué pena, que sea así todo siempre, siempre de la misma manera”.


lonxedaterra@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.