• Regístrate
Estás leyendo: Política y actuación, habilidad y acción
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 19:37 Hoy

Ventana abierta

Política y actuación, habilidad y acción

Gerardo Moscoso Caamaño

Publicidad
Publicidad

A los políticos les suele suceder lo mismo que les pasa a muchos actores cuando a fuerza de repetir siempre el mismo texto, se cansan, mecanizan y sacan la función o el discurso adelante porque no les queda de otra, es su chamba.

Me explico: Un actor si está bajo de energía durante una representación, por las causas que sean, y no la produce y controla, sucede que pierde credibilidad, (verdad escénica) y va desarrollando su trabajo de manera rutinaria, cayendo en un estilo “naturalito,” o, si no, imitando, remedando a aquellos personajes que serían su alter ego, así pues, viene la mala actuación y aparece el fingimiento, la falta de autenticidad, de sinceridad y de precisión que todo buen actor o político debe tener para desempeñar su personaje como creador o aspirante a servidor público.

Esto pasa cuando hay mal entrenamiento y falta de concentración, y, como consecuencia, aparece el fingimiento, la simulación y el estereotipo, por lo que el público, por muy manipulado y desinformado que pueda ser, acaba por no creérsela.

Esto mismo que les sucede a los malos actores con reiteración, les ocurre en gran parte a los políticos mexicanos: Son pésimos actores. Muchos de ellos ni saben conferenciar ante la gente. Obsérvelos bien, analícelos a fondo y saque sus conclusiones.

Hay que prepararse para enfrentar al público, tener buena dicción, proyección de voz, resistir los embates que para bien, (aplausos, halagos, hurras, vivas, bravos y demás adulaciones), o para mal, (tomatazos, mentadas de madre, bolsas con orines, y hasta botellazos), recibimos de la gente a la que nos queremos dirigir.

Sobre todo lo anterior, debe haber una elemental congruente entre la palabra y la acción, una autenticidad tan palpable para la audiencia a quien se dirige la arenga para que no quede un resquicio de duda en la credibilidad del orador o del histrión. Además habría que añadir rigor y sencillez en lo que se está tratando de decir.

Difícil tarea para quienes participen en el proceso electoral del año 2018 que comienza el próximo mes de Septiembre.


lonxedaterra@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.