• Regístrate
Estás leyendo: La verdad está en el conocimiento
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 12:50 Hoy

Ventana abierta

La verdad está en el conocimiento

Gerardo Moscoso Caamaño

Publicidad
Publicidad

Algunos de mis alumnos tienen desasosiego por los acontecimientos que en algunos estados del sur de México difunden los medios televisivos cotidianamente. Temen que eso nos lleve a la justificación de un golpe de estado y me cuestionan sobre si es posible fijar sus causas. Soy maestro de teatro, no de ciencias políticas, les digo. Insisten y les respondo: tal vez la ausencia de instituciones puede dar lugar a la aparición de personas o sectores de un país con afanes monopolizadores, o que quizá cuando una sociedad política ya formada entra en crisis, hace peligrar la estructura de poder político-económico existente.

Esa fractura en el orden social vigente produce de forma inmediata la inestabilidad del sistema y, en consecuencia, abre las puertas a su desaparición. En ese sentido, la salida de tal situación, mediante la cual surge la dictadura, se puede explicar de dos formas distintas, aunque en alguna medida, coincidentes.

En algunos casos será la defensa del orden social, bien aplicando los elementos constitucionales de excepción, es decir, estableciendo una dictadura constitucional y, en consecuencia, limitada y dirigida a restaurar el régimen amenazado; o bien dejando en suspenso la legalidad para, por medio del mando anticonstitucional, preservar la hegemonía y el dominio de la clase o sector amenazados por la crisis. Así pues, las diferencias básicas entre la dictadura constitucional y la no constitucional, consisten en que mientras la primera es legal y busca la defensa de un orden social en crisis, la segunda no lo es, pero ninguna de las dos significa que sean democráticas.

Los regímenes dictatoriales más frecuentes son la dictadura personal, aquella que está al servicio de intereses unipersonales o familiares y la dictadura oligárquica compuesta por un grupo que se caracteriza por el apoyo institucional que les confiere el presidencialismo. ¿Dónde se establece el origen del poder? ¿Quién lo legitima? Estudien, chavos. La respuesta a estas preguntas les permitirá conocer el tipo de gobierno de una comunidad y muchas más cosas.

Ah, y no dejen de cuestionarse y cuestionar. La verdad está en el conocimiento.


lonxedaterra@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.