• Regístrate
Estás leyendo: Comunicar es gobernar, me dijeron
Comparte esta noticia
Viernes , 17.08.2018 / 21:02 Hoy

Ventana abierta

Comunicar es gobernar, me dijeron

Gerardo Moscoso Caamaño

Publicidad
Publicidad

Ya se ha reiterado en otras ocasiones, el sistema económico que hoy marca la pauta en el mundo globalizado, ostenta un enorme control sobre los medios de comunicación, sobre todo los televisivos. Comunicar es gobernar, aprendí en un taller dado por eminente maestro hace un par de años.

Al neoliberalismo no le interesa propagar en el mundo globalizado las imágenes de los sucesos que puedan dar conocimiento, cultura o ánimo a las personas, aparte de los eventos deportivos o de entretenimiento. Frecuentemente nos muestran las imágenes de actos terroristas, los enfrentamientos entre la policía o el ejército, la cantidad de muertos, la nota roja o el entretenimiento: concursos cada vez más estúpidos y programas de espectáculos vulgares, chismes y demás mediocridades.

Esta situación que enmascara en realidad una estrategia de despolitización de la población más indefensa, que es la mayoritaria, otorga a las fuerzas económicas un dominio inevitable al independizarlas de todo control, teniendo como meta obtener el sometimiento de los gobiernos y de los ciudadanos a las fuerzas económicas de esta forma “libres”. Todo lo que se nombra con la palabra descriptiva de globalización no es un efecto inevitable de la economía, sino de una política, consciente y deliberada sin que muchas veces se tenga conciencia de sus consecuencias. Es esta política neoliberal la que ha llevado a gobiernos liberales, incluso a los socialdemócratas, a desprenderse de su poder de control sobre las fuerzas económicas, política que se construye en las reuniones ocultas de las grandes instituciones internacionales, capaces de imponer por los caminos más diversos, sus voluntades a los Estados.

Habría que restaurar la política, la acción y el pensamiento político, y encontrar un punto de aplicación. El poder de las instituciones económicas que hoy dominan el mundo económico y social se asienta sobre una concentración gigantesca de todo género de capital económico, político, militar, cultural, científico, tecnológico, fundamento de una dominación simbólica que se ejerce en particular a través del dominio de los medios de comunicación, que sin muchas veces saberlo, están manipulados por las agencias internacionales de comunicación. ¿Qué hacer? Es la cuestión.


lonxedaterra@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.