• Regístrate
Estás leyendo: Relevo en la CNDH
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 07:10 Hoy

Capitolio

Relevo en la CNDH

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

La condición común que expertos y organizaciones civiles exigen del futuro presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, es su independencia del Estado. Ese solo requisito descarta al actual ombudsman Raúl Plascencia, cuya actuación en los casos de Tlatlaya y Ayotzinapa ha sido desastrosa. Para Emilio Álvarez Icaza, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la existencia de “amparos y juicios contra un defensor”, o sea Plascencia, “es un hecho inaudito” y refleja la lejanía “de su labor principal”.Miguel Rábago, investigador de la Universidad Iberoamericana, declaró a Reforma, que “el principal error es la falta de diálogo con la sociedad civil: hay un diálogo preferente con algunos sectores, pero la CNDH no cuenta con el apoyo de las principales organizaciones. El ombudsman no debe estar en una oficina, sino en el trabajo de calle, conociendo organizaciones y (a) las víctimas, no con cincuenta guardias e inaccesible”. Plasencia vuelve a ser reprobado, no por una campaña de medios, como argumenta, sino por confundir su trabajo con el de un político, el cual es antítesis del defensor del pueblo.El próximo presidente de la CNHD rendirá protesta el 13 de noviembre, según la convocatoria del Senado. El registro de aspirantes terminará hoy y a partir de mañana se publicará la lista de quienes “hayan cumplido los requisitos de elegibilidad e idoneidad”, dice el documento. Los predecesores de Plascencia fueron Juan Yáñez, Jorge Madrazo, Mireille Rocatti y José Luis Soberanes. Entre los pretendientes a sucederle figuran Ricardo Bucio, presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred); y Mauricio Farah, exsecretario ejecutivo del IFAI y actual secretario general de la Cámara de Diputados.La única aspirante mujer es la coahuilenses Miriam Cárdenas, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, cargo que el actual gobernador Rubén Moreira ocupó en la anterior legislatura. Cárdenas presidió también la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila en el gobierno de Enrique Martínez; antes había sido diputada local suplente por el PRI. La convocatoria fija como requisito para ser ombudsman: “No desempeñar, ni haber desempañado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a la elección”.Los candidatos deben acreditar “su formación académica; especialización en derechos humanos; experiencia profesional en el ámbito de la protección, observancia, promoción, estudio y divulgación de los derechos humanos; y, en su caso, publicación en materias relacionadas con los derechos humanos”. La terna para nombrar al futuro ombudsman resultará de “una amplia auscultación entre las organizaciones sociales representativas de los distintos sectores de la sociedad, así como entre los organismos públicos y privados promotores de los derechos humanos”.Miriam Cárdenas cumple los requisitos, pero sobre Coahuila pesa una especie de veto por el escándalo de la deuda y los desmanes del gobierno de Humberto Moreira. Aspirantes a otros cargos de dirección nacional, bien calificados, han sido injustamente marginados. Por otra parte, la Comisión de Justicia del Senado, clave en la elección del futuro presidente de la CNDH, es Roberto Gil, exsecretario particular del presidente Felipe Calderón, y uno de los más severos críticos de la deuda de Coahuila y de su autor.


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.