• Regístrate
Estás leyendo: PRI: nuevo escenario
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 07:02 Hoy

Capitolio

PRI: nuevo escenario

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

Coahuila elegirá gobernador el año próximo junto con México y Nayarit, el único donde ha habido alternancia. Difícilmente el PRI conservará los tres, por varios factores: 1) el declive acelerado del presidente Peña Nieto por la suma de conflictos sociales, políticos y de interés; 2) la falta de resultados y de liderazgo en el país; 3) el avance de las oposiciones en siete estados, la mayoría de los cuales no conocía la alternancia; 4) el compromiso del nuevo líder del PRI, Enrique Ochoa, de “limpiar la casa”, sin voluntad de cumplirlo; y 5) el juicio ciudadano sobre los gobiernos de Rubén Moreira, Eruviel Ávila y Roberto Sandoval.

Con Ochoa en el CEN, impuesto por Peña para contener las ambiciones feudales de los gobernadores y preparar la sucesión de 2018, la senadora Hilda Flores y los diputados Javier Guerrero y Jericó Abramo esperan reglas equitativas para competir con Miguel Riquelme, el favorito del gobernador Moreira. El presidente y el líder del PRI conocen a Guerrero, Abramo y Flores, y saben de sus aspiraciones.

Y como “en política, la forma es fondo” (Jesús Reyes Heroles dixit), el 13 de julio circuló una fotografía de Riquelme con EPN y Rubén Moreira, en Piedras Negras, donde el presidente inauguró el 12° Regimiento de Caballería Motorizado. Dos días después, Peña recibió en Los Pinos al gobernador en una audiencia privada de “más de dos horas”, según un boletín, lo cual es inusual después de una gira. ¿Cambios o definiciones en puerta?

Riquelme y Moreira fueron compañeros de Luis Videgaray y Alfonso Navarrete en la LXI Legislatura. Los actuales secretarios de Hacienda y del Trabajo son de los que más influyen en el ánimo del Ejecutivo federal. Videgaray aspira a suceder a Peña, pero sus posibilidades son remotas.

La candidatura al gobierno de Coahuila aún no se resuelve. Por vez primera existe una preferencia clara y abierta para postular a un lagunero, en este caso a Riquelme. El desempeño del alcalde de Torreón contrasta con el de su predecesor Eduardo Olmos, quien dejó la ciudad en ruinas y convertida en una de las más peligrosas del país y del mundo. Aun así existe oposición en algunos grupos por el proyecto sucesorio de Moreira. Las calificaciones del gobernador y del alcalde son bajas, a pesar de la presencia del primero en la comarca y del trabajo del segundo en la ciudad con más peso en el estado, después de Saltillo.


gerardo.espacio4@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.