• Regístrate
Estás leyendo: Limpiar la casa
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 08:09 Hoy

Capitolio

Limpiar la casa

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

Guatemala dio una lección al mundo de cómo atacar la corrupción y la impunidad, y un paso decisivo para salir de la lista de candidatos a Estados fallidos. El 3 de septiembre, un juez envió a prisión preventiva a Otto Pérez, quien en la víspera era presidente todavía, por cohecho pasivo, asociación ilícita y defraudación fiscal.

Treinta funcionarios y empleados públicos han sido capturados por su participación en la red de contrabando La Línea, entre ellos la ex vice presidenta Roxana Baldetti.

Lo anterior fue posible por la voluntad del Estado para depurarse, la existencia de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y la presión social para enjuiciar a funcionarios y políticos corruptos.

La CICIG inició actividades el 4 de septiembre de 2007 por acuerdo de la ONU y el gobierno. Su vigencia es de dos años, pero desde entonces se ha extendido.

El 4 de mayo, cuando La Línea ya era noticia de primera plana, Pérez solicitó a regañadientes la ampliación de la CICIG. Frente a las críticas de ONG de derechos humanos por su propósito de desaparecer a la Comisión, el entonces presidente replicó: “Yo no tengo miedo que me investigue (…) es una serie de mentiras y falsedades, lo que quieren hacer es presionar, pero no me voy a dejar chantajear, no voy a dejar que se me imponga —la CICIG—, es una decisión soberana”. (Prensa Libre, 17.9.15).

Cuatro meses después de que la ONU aceptara extender por un periodo más (2015-2017) las investigaciones de la CICIG, junto con la Fiscalía Especial del Ministerio Público, Pérez ya no ocupaba la presidencia, sino una celda.

La Comisión ha llevado a la cárcel a alcaldes, diputados, jueces y agentes de seguridad pública, y goza de amplio respaldo social, sobre todo entre los jóvenes.Mientras en México el gobierno responde con más gasto y burocracia inútil, la CICIG “es un órgano independiente tanto desde el punto de vista político, como del organizacional y financiero.

Todos sus costos son financiados por contribuciones voluntarias de la Comunidad Internacional, para lo cual se creó un fondo fiduciario (…) administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de Guatemala”.El gobierno y los mexicanos tienen mucho que aprender de sus vecinos del sur.

Ellos decidieron atacar la corrupción y la impunidad de raíz. Nosotros, ¿cuándo?



gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.