• Regístrate
Estás leyendo: La mujer y la justicia
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 18:32 Hoy

Capitolio

La mujer y la justicia

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

La presidencia del Tribunal Superior de Justicia del Estado(TSJE) la ocupa por primera vez una mujer, Miriam Cárdenas. El mismo precedente lo pudo haber sentado en la Procuraduría de Justicia, en el gobierno de su amigo Rubén Moreira, pero su familia la disuadió de aceptar la invitación, pues en esos momentos el entorno de violencia los exponía a todos; en sus personas y en sus intereses. Cárdenas tiene experiencia judicial.

Militante del PRI, la ex presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado es una mujer íntegra, inteligente y discreta. Si tales virtudes, separadas, son difíciles de hallar en unservidor público, juntas resultan casi excepcionales, pues en el poder quien no enferma de importancia padece cleptomanía e improvisa fortunas.

Nombrar como cabeza del Tribunal a una mujer sienta un precedente, pero en sí mismo no resuelve nada. El mejor ejemplo está a unas cuadras del Palacio de Justicia, en el Congreso, donde el voto de las 12 diputadas no se diferencia del de los 13 varones. Así se sienten cómodas. ¿Para qué sufrir?

Tres de los cinco homicidios de los últimos días se cometieron contra mujeres, dijo el gobernador Rubén Moreira en el Tribunal. Bueno, pues ni así reaccionaron las diputadas. ¡Vaya solidaridad de género! Prefieren pensar en la sucesión, no en sus votantes; finalmente, no les deben a ellos la curul.

Lo mismo puede sucederle a la presidenta del TSJE. Es decir, perderse en el limbo. No será su caso, confío, y espero acertar, por su trayectoria y por su estirpe. Sin embargo, Cárdenas debe brindar resultados pronto. Ordenar el Tribunal es imperativo. A juzgar por el discurso de la magistrada, la doble gestión de Gregorio Pérez Mata fue un desastre: rezago judicial y la percepción ciudadana de que los jueces en Coahuila son parciales. Ocupar el lugar 30, de 32, en la medición nacional respectiva es vergonzoso. Igual de oprobiosa es la inversión ilegal por casi 127 millones de pesos en Ficrea.

Cárdenas, para trascender y generar confianza, debe proceder contra los responsables del quebranto. No más impunidad, como pasó con la deuda. Tampoco le vendría mal administrar sus apariciones en público con el gobernador. La división de poderes no solo debe ser, sino también parecer.


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.