• Regístrate
Estás leyendo: El Verde muerde
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 17:30 Hoy

Capitolio

El Verde muerde

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) gastará 320millones de pesos para difundir sus logros (¿?) y engañar incautos para las elecciones del 7 de junio. El dinero proviene del erario, es decir, de los mexicanos. Si en circunstancias de crisis como las actuales resulta insultante derrochar recursos en banalidades, más lo es utilizarlos en propaganda engañosa.El PVEM recibía hasta hace poco escasa o nula atención. Sin embargo, con el tiempo, el membrete se convirtió en fuerza política real debido al uso de propaganda falaz, al descuido de las principales oposiciones, PAN y PRD, y a la búsqueda, por parte de algunos sectores, de alternativas electorales menos contaminadas.Los verdes se indignan por el maltrato de animales en los circos y piden prohibir las corridas de toros, pero el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, abofetea en público a un empleado y como si tal cosa. ¿Cuándo se han oído del PVEM propuestas contra la corrupción y el tráfico de influencias? ¿Cuándo ha pedido, como para los secuestradores, cadena perpetua para los políticos que roban al país y aceptan sobornos para construir en zonas protegidas?El propio partido se encargó, por sus excesos, de llamar la atención de quienes en el pasado lo ignoraban, por ser solo una pandilla de júniores en apariencia inofensivos. En los cines, el público rechifla cuando sus spots ensucian las pantallas antes de cada función. Para mantener el negocio familiar y conservar los privilegios para la camarilla verde, el partido necesita votos. Cruzar su escudo en las boletas es inútil para el país, pero altamente redituable para los proxenetas de la política.Analistas y medios de comunicación son cada vez más críticos con el hijo del tucán y sus adláteres. El tamaño e influencia logrados en las últimas elecciones, a base de trampas en la mayoría de los casos, los convierte en un mal mayor. Por el daño causado al país y el mucho que todavíapuede ocasionarle, Roberto Zamarripa rebautizó en su columna “Tolvanera” de Reforma al PVEM como: “Partido que Vive de la Extorsión en México”; y a su muñidor, Jorge Emilio González Martínez, como “El Niño Muerde”. Fox paró a los verdes, pero hoy el presidente Peña les permite todo tipo de excesos.


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.