• Regístrate
Estás leyendo: El rescate de Torreón
Comparte esta noticia

Capitolio

El rescate de Torreón

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

Jorge Zermeño rindió su informe en el Teatro Nazas, donde 43 años atrás Óscar Flores Tapia inició su campaña para gobernador y, donde hace dos, Miguel Riquelme anunció su separación de la alcaldía para buscar la candidatura al gobierno. 

Nazario Ortiz Garza y Braulio Fernández Aguirre (PRI) ocuparon en dos ocasiones la presidencia de Torreón. 

Zermeño la ha ganado tres veces: en 1996, 2017 (por un año) y 2018 (para un periodo de tres). 

Ante el secretario de Gobierno, José María Fraustro, quien representó al gobernador, Zermeño habló de rezagos heredados, de obras por 517 millones de pesos y de la captación del 25% de los empleos generados en Coahuila en 2018 (equivalente a 12 mil puestos). «Lejos quedaron los tiempos del autoritarismo, de los mandos jerárquicos, de los alcaldes autocráticos», advirtió.

Demandó respeto al federalismo y a la división de poderes. «Esperamos que esta conformación de nuevas mayorías en el Congreso de la Unión no sea pretexto para volver a épocas de hegemonía ya superadas». Con respeto al ayuntamiento 2019-2021, dijo que «representa la pluralidad de una sociedad que no es monolítica, que no pensamos todos igual». 


En los comicios del año pasado, el exembajador en España superó en votos a AMLO. El triunfo de ambos lo explica, además de su liderazgo, el desencanto ciudadano con los políticos jóvenes. 

 
La experiencia venció a la mercadotecnia, y el malestar social a las maquinarias electorales. El PRI desapareció en La Laguna: perdió la presidencia, las senadurías de mayoría, las tres diputaciones federales, las seis locales y las alcaldías de Torreón, San Pedro (con el PAN), Matamoros y Madero (con Morena). 

Sin embargo, aún falta mucho por hacer. Torreón tiene una sociedad civil más activa y crítica que la de Saltillo. A ella se debe el triunfo del PAN y de Morena. La capital se alinea a los intereses del gobierno, y no le ha ido mal: el poder y el presupuesto alcanza para todos. 

Las elites cogobiernan, como a escala nacional lo hicieron con Fox, Calderón y Peña. AMLO les plantó cara y retomó las riendas del poder. En Torreón, Zermeño ha salvado al PAN. .

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.