• Regístrate
Estás leyendo: “El gobierno es Peña”
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 19:08 Hoy

Capitolio

“El gobierno es Peña”

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

La “nomenklatura” del PRI —a la cual Carlos Salinas atribuyó el asesinato de Luis Donaldo Colosio, cuando él era presidente y por extensión líder del Politburó— tiene un enemigo común: Ernesto Zedillo.

No de balde Manlio Fabio Beltrones clausuró la “sana distancia” entre el PRI y Los Pinos, inaugurada por Zedillo tan pronto asumió el poder: “Como Presidente de la República procuraré, con todos los partidos por igual, un trato fundado en el diálogo, el respeto y la verdad”, dijo en su toma de posesión, el 1 de diciembre de 1994.Zedillo hizo lo que ningún presidente se había atrevido, por miedo o complicidad: encarceló a Raúl Salinas de Gortari por el asesinato del diputado José Francisco Ruiz Massieu y enriquecimiento ilícito (en Suiza le congelaron 160 millones de dólares) y mandó al infierno de la historia a su hermano Carlos.

Pero también envió al ostracismo político al actual líder del PRI, Beltrones, por sus antecedentes, su cercanía con el clan y el atentado en la colonia Lomas Taurinas de Tijuana, donde Colosio recibió un disparo en la cabeza y otro en el abdomen después de un mitin.

En un primer momento se barajó el nombre de Pedro Aspe, secretario de Hacienda, para sustituir a Colosio, pero la Constitución lo impedía por no haber renunciado según el plazo fijado por la ley.

Con el tiempo encima y en un acto teatral, Beltrones le llevó la solución a Salinas a Los Pinos. En un videocasete, Colosio exaltaba las virtudes de su coordinador de campaña Ernesto Zedillo. Entonces se tomó la decisión, quizá con la idea de que Zedillo representaría la versión moderna de Ortiz Rubio —primer presidente emanado del PRI (antes PNR)—, o sea de títere; en su caso, de los Salinas.

Beltrones entró a la congeladora el 12 de septiembre de 1997, tan pronto concluyó su ejercicio como gobernador de Sonora.

Zedillo no lo llamó a su gabinete ni el PRI lo volvió a postular. Lo mismo le pasó a Emilio Gamboa Patrón. Manlio Fabio reapareció cinco años más tarde como líder de la CNOP.

Entre 2003 y 2012 fue diputado, senador y nuevamente diputado. Hoy, como líder del PRI y aspirante presidencial, proclama: “El gobierno es Peña Nieto” (como Luis XIV era el Estado). El partido fundado por Calles en 1929 pasó de la sana distancia con Zedillo al adosamiento a Los Pinos con Beltrones, cuyo pasado y presente salinista lo condenan.


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.