• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 22:04 Hoy

Capitolio

Diplomacia en Saltillo

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

Entre la declaración de independencia de Estados Unidos y la de México mediaron 45 años. En términos de desarrollo, bienestar y democracia, el trecho es abismal. Para afianzar mitos nacionales y tener siempre a alguien a quien culpar de nuestros males, la mayoría causados por gobiernos inmorales, la historia oficial predispuso a varias generaciones de mexicanos contra el vecino del norte. Hoy la opinión mayoritaria es favorable a Estados Unidos, según estudios del CIDE y el Pew Research Center.

El 30 de junio, cuatro días antes de la fecha oficial, el consulado de EE.UU. en Monterrey celebró en Saltillo el 240 aniversario de la independencia. La ceremonia la presidió Timothy Zúñiga-Brown, con amplia trayectoria en el Departamento de Estado. En el sur Badgad, dirigió el Equipo de Reconstrucción Provincial integrada a la poderosa 4.ª Brigada (Dragon Brigade).

Originario de Nevada, Zúñiga-Brown ha sido consejero de las embajadas en Ecuador y Las Bahamas, subcoordinador en Asuntos Cubanos y consejero político y económico en Nueva Zelanda, Perú, Sudáfrica y Cuba. En Ciudad de Panamá y Durban (Sudáfrica) fue vicecónsul. También es experto en temas de Europa del sur y del Pacífico austral. Antes de asumir como cónsul general en Monterrey, en agosto de 2015, coordinó el grupo de trabajo de niños no acompañados del Departamento de Estado.

El diplomático colaboró con Roberta Jacobson, quien, antes de prestar juramento como embajadora de EE. UU. en nuestro país, ocupó la Secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental. La Casa Blanca —la de Obama, no la de Peña— cuida su política exterior. México, en cambio, tiene como cónsul en Barcelona a Fidel Herrera, uno de “Los 10 mexicanos más corruptos de 2013” (Forbes). Así, cómo no vamos a tener tan pésima imagen en el mundo.

Pues bien, solo Zúñiga-Brown pudo reunir, en la celebración anticipada de la independencia de su país, al gobernador Rubén Moreira y a dos de sus principales críticos: el obispo Raúl Vera y el empresario Armando Guadiana Tijerina, aspirante al gobierno. Para entender por qué Estados Unidos atiende a ese tipo de liderazgos, conviene leer “Decisiones difíciles” (Simon & Schuster, 2104) de la exsecretaria de Estado y virtual candidata presidencial Hillary Clinton.


gerardo.espacio4@gmail.com t: @espacio4mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.