• Regístrate
Estás leyendo: Causa común: Coahuila
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 17:37 Hoy

Capitolio

Causa común: Coahuila

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

Después de junio, la lista de entidades donde no ha habido alternancia bajó a cinco: Campeche, Coahuila, Colima, Hidalgo y México. El partido del presidente acudirá el año próximo a las urnas con esa presión, pues los tres estados donde habrá elecciones los gobierna el PRI. En Coahuila, a la sociedad y a las oposiciones las identifica una causa común: terminar con 12 años de moreirismo (de Humberto, Rubén, Carlos y Álvaro), oxigenar la política e investigar la deuda contraída en el sexenio anterior y las masacres en Acuña y en el penal de Piedras Negras.

Adelantar dos años la competencia por la gubernatura con un solo corredor (Miguel Riquelme), para fijarlo en el imaginario colectivo como candidato único, surtió efecto en las estructuras del PRI y del gobierno, pero también provocó división. Los aspirantes vetados empezaron a recorrer el estado y a trabajar con la sociedad civil, ante la imposibilidad de hacerlo con los sectores de su partido.

En este contexto, Noé Garza, exlíder estatal del PRI, fue despedido de la Secretaría de Desarrollo Rural por no alienarse. Después de renunciar a 40 años de militancia, anunció su participación en las elecciones de 2017 como candidato independiente. Su hijo Noé Fernando Garza, también exfuncionario gubernamental, fue detenido por el GATE presuntamente en posesión de marihuana. El 29 de junio, tras casi ocho meses en prisión, una juez federal ordenó su liberación por falta de elementos.

Román Alberto Cepeda, exlíder del PRI en Torreón y aspirante al gobierno, se rebeló también contra la candidatura oficial: “Lo importante no es haber salido primero y tener el aparato volcado en una sola figura (…). La candidatura aún no está resuelta y ahora tenemos un presidente del PRI en Los Pinos. Esa es la diferencia”.

Frente a las derrotas en Veracruz, Puebla, Tamaulipas, Chihuahua, Durango, Aguascalientes y Quintana Roo, donde los candidatos fueron designados por el CEN, voceros del PRI estatal y del gobierno propusieron recurrir a la consulta abierta. Riquelme apoyó la idea, pero los demás aspirantes reaccionaron con escepticismo. El novato líder del PRI, Enrique Ochoa, tiene un reto en Coahuila: nivelar la pista en el tramo final de la carrera. En algo existe consenso: la candidatura se decidirá en Los Pinos, donde los gobernadores ya no pesan como hasta antes del 5 de junio.


gerardo.espacio4@gmail.com t: @espacio4mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.