• Regístrate
Estás leyendo: ¿Es correcto reducir el sueldo del Presidente?
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 10:15 Hoy

Columna de Gabriel Torres Espinoza

¿Es correcto reducir el sueldo del Presidente?

Gabriel Torres Espinoza

Publicidad
Publicidad

Andrés Manuel López Obrador anunció que reducirá su sueldo en 60% cuando asuma el cargo. Recibirá una remuneración equivalente a cerca de US$5.707 al mes. AMLO, mencionó que no se bajaba más el sueldo para no perjudicar a los demás funcionarios públicos, por la cláusula constitucional en la materia del artículo 127.

Aproximadamente 35 mil 833 funcionarios, legisladores y jueces verán sus remuneraciones reducidas si es que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, lleva acabo su propuesta de reducirse el sueldo. Ningún funcionario público ganará más de 108 mil pesos durante su gobierno. Solamente en el Consejo de la Judicatura Federal existen 10 mil 536 personas que perciben sueldos superiores a la política de austeridad anunciada, y que de someterse al régimen planteado representarían 10 mil 697 millones de pesos en recortes a la partida de las remuneraciones.

En otros presidentes en América Latina ya ocurrió algo similar. José Mujica, presidente de Uruguay hasta 2015, fue calificado como el presidente más pobre del mundo al renunciar al 90% de su salario mensual, que era alrededor de US$9.869. También en América Latina, el presidente de Bolivia, Evo Morales, redujo su salario a alrededor de US$1.316 al mes cuando asumió el poder en 2005. Los funcionarios públicos no perciben un “salario”, sino un sueldo. Como atinadamente sostiene el doctor Rodrigo Borja en su Enciclopedia de la Política, el salario “es la paga de un trabajador manual, mientras que el sueldo corresponde a un trabajador intelectual. Además, el sueldo generalmente se paga por períodos quincenales o mensuales, mientras que el salario se entrega por horas, días, semanas, quincenas o meses (…) Vistas así las cosas, el salario es la paga del obrero y el sueldo la del funcionario o burócrata”.

Entonces, ¿cuál debería ser el criterio para evaluar el sueldo de los funcionarios? Podría ser, por ejemplo, la relación existente entre el sueldo del funcionario respecto del PIB Per Cápita, indicador que utiliza la OCDE. Por ejemplo, el presidente de la República, actualmente, recibe un sueldo anual de 187 mil 865 dólares. El PIB Per Cápita en México es de 8 mil 201 dólares. Esto quiere decir que el sueldo del Presidente, hoy día, 22.9 veces mayor. A contraluz está el sueldo de Angela Merkel, es 6.8 veces superior al PIB Per Cápita. El Primer Ministro británico tiene una percepción que es 6.1 veces. El presidente del Gobierno Español de 3.5 veces; y el sueldo del dirigente australiano, multiplica 4.2 su PIB Per Cápita. La OCDE recomienda que el sueldo del primer mandatario no debe exceder una relación de ocho veces el PIB Per Cápita. Si AMLO se rebaja el sueldo como lo anuncia, tendría una percepción que sería nueve veces mayor al PIB Per Cápita, lo que se encuentra poquito arriba del umbral que establece la OCDE. Nada desproporcionado.

gabtorre@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.