• Regístrate
Estás leyendo: 2018: Las elecciones de los frentes, alianzas y coaliciones
Comparte esta noticia

Columna de Gabriel Torres Espinoza

2018: Las elecciones de los frentes, alianzas y coaliciones

Gabriel Torres Espinoza

Publicidad
Publicidad

De acuerdo a una de las consultoras líder en mediciones y encuestas, Integralia; de las 65 elecciones de gobernador que se han celebrado entre 2006 y 2017, el 83 por ciento fueron ganadas por coaliciones de diverso tipo: aquellas encabezadas por el PRI, por lo general con el Partido Verde; el PAN con partidos locales; el PRD con partidos de izquierda como el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano; así como la alianza PAN-PRD. El PAN es el partido que más elecciones de gobernador ha ganado por sí mismo: 21 gubernaturas de 98 disputadas entre 2000 y 2017, seis de ellas acompañado por un partido menor. De esta forma, la lección presidencial será de frentes, alianzas y coaliciones, ya que queda por demás demostrada su rentabilidad electoral. Ayer se avanzó en una coalición importante de partidos, que llevará por nombre “Frente Ciudadano por México”.

Como bien lo apuntó ayer Enrique Krauze en su columna, el Frente Ciudadano por México “es la alianza (hasta ahora más potencial que real) de dos partidos mermados (el PAN y PRD) con un partido de izquierda menor pero importante (Movimiento Ciudadano)”. Esta alianza de partidos “podría amalgamar la vocación social (la mejor causa de la izquierda) con la tradición democrática (la causa original del PAN), y vincular ambas con la construcción de un estado de derecho, el ejercicio de la razón pública y la rendición de cuentas (causas esenciales de la ciudadanía)”. No obstante, los más difícil de una coalición de partidos será acordar entre sus miembros un programa común de gobierno y, en la eventualidad de llegar a ganar la elección, formar un auténtico gobierno de coalición. Cosa que, hasta ahora, se antoja muy compleja. En síntesis, el reto de una coalición electoral exitosa está en convertirse en una coalición de gobierno, que siga un acuerdo programático previamente pactado, para la consecución del fin que los unió en campaña.

De acuerdo a la reciente encuesta publicada por Mural, en Jalisco, Movimiento Ciudadano -sin frente- obtiene el 27 por ciento de las preferencias. Le sigue en segundo lugar el PRI con 21 por ciento. Destaca que en enero de 2017, MC registraba el 42 por ciento, mientras que el PRI apenas 25 por ciento. Sin embargo, Alfaro, postulado por el “Frente Ciudadano” (PAN-PRD-MC) aumenta significativamente sus posibilidades. De acuerdo con esta misma medición, marca el 39 por ciento de las preferencias; frente a un Arturo Zamora (PRI-PVEM-PNA) con 21 por ciento. En 2015, un gran error de Alfaro (que jamás reconocerá) fue no haber pactado una coalición electoral. A su vez, sin los votos de la coalición con PVEM, el candidato del PRI no habría ganado la elección a gobernador. Para 2018 se perfila una competencia marcada por las alianzas, lo frentes y las coaliciones. Uno que tendrá el desafío de pasar del objetivo meramente electoral, al de la construcción de un gobierno de coalición…

gabtorre@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.