• Regístrate
Estás leyendo: Cuando tiendas tu cama, México va a cambiar
Comparte esta noticia
Viernes , 17.08.2018 / 15:08 Hoy

Semillas de conciencia

Cuando tiendas tu cama, México va a cambiar

Gabriel Rubio Badillo

Publicidad
Publicidad

Si gana López Obrador, eso no nos volverá más honestos. Si gana Ricardo Anaya, eso no desarrollará en nosotros una mentalidad de emprendedores. Y en el remoto caso de que ganara Meade, no seremos por ello, personas interesadas en cuidar nuestras finanzas.

Tender la cama al despertar todos los días, es un motor más poderoso que cualquiera de los candidatos. Para el cambio verdadero, para el cambio de fondo, esto es el primero de una muy larga y productiva cadena de hábitos transformadores.

México será otro, el día en que empiece a incomodarnos el desorden y la suciedad de nuestra propia casa. Cuando eso pase tendremos calles limpias. Mares no contaminados. Mientras una persona no se sienta incómoda manteniendo un mugrero en su recamara o en su cajuela, eso significa una sola cosa: su mente no ha cambiado. No le molesta el desorden porque su propia manera de pensar y de sentir es caótica. Está identificado con ello. Le parece normal vivir con todo volteado de cabeza. Su ropa desperdigada por toda la casa, es una representación inconsciente de su estilo para tomar decisiones. ¿Quieres saber qué te espera al lado de tu pareja antes del matrimonio? Asómate al patio de su casa, a su bolsa, a los asientos y tapetes de su coche. Observa cómo trata a su familia. Esa es su verdadera realidad. Así piensa y siente. No necesitas investigar más.

El tipo que ves arrojando una lata por la ventanilla de su auto, no es tan distinto de la gente a su alrededor que no le dice nada o le da lo mismo dejarla tirada. ¿Quieres saber qué clase de gobierno nos merecemos? Observa como dejamos las playas después de cada periodo vacacional. He ahí nuestro autentico nivel y calidad social. Asómate a los baños de los restaurantes. Las condiciones en que dejamos las salas del cine. Incluso las VIP. Eso que ves ahí, es el México promedio. ¿Y sabes qué es lo más triste? Que nos parece normal. Que nos hemos acostumbrado a verlo con absoluta indiferencia. Mira como tiene la gente las fachadas de sus casas. Observa cómo se comportan nuestros estudiantes al salir de la secundaria.

He ahí el futuro. Eso es lo que viene. No importa quién gane las elecciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.