• Regístrate
Estás leyendo: Candidaturas presidenciales independientes cuestionadas
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 03:53 Hoy

Paideia política

Candidaturas presidenciales independientes cuestionadas

Gabriel Corona

Publicidad
Publicidad

Las candidaturas independientes en México son una vieja aspiración ciudadana, que buscaba acabar con el monopolio de la representación política en manos de los partidos.

Fueron una respuesta a muchas demandas de ciudadanos que deseaban conquistar un cargo de elección popular sin pasar por el filtro de las estructuras partidarias, siempre celosas de que solo los militantes de partidos accedieran a puestos políticos, por lo general después de una larga carrera.

La reforma electoral de 2014 abrió esta posibilidad.

Con ello se generó una enorme expectativa de que por fin ciudadanos apartidistas podrían aspirar a ocupar cargos de representación política y de gobierno. Sin embargo, esta ilusión se desvaneció rápidamente.

Algunos aspirantes sin antecedentes partidistas, como Pedro Ferriz de Con o María de Jesús Patricio, pronto se dieron cuenta de las dificultades enormes para conseguir el respaldo ciudadano.

Los aspirantes que llegaron a reunir el mínimos de firmas ciudadanas fueron todos ex militantes de partido.

Jaime Rodríguez Calderón, ex del PRI; Margarita Zavala, ex del PAN y Armando Ríos Píter, ex del PRD.

Al final, después de la revisión del INE, solo la segunda obtuvo la cantidad de firmas necesarias para acceder al registro, aunque en medio de serios cuestionamientos por la enorme cantidad de irregularidades en los documentos de respaldo ciudadano.

Algo similar ocurrió en la elección para gobernador del estado de México, en 2017, cuando los únicos que consiguieron el mínimo de firmas fueron Teresa Castell e Isidro Pastor, la primera una empresaria vinculada al PRI y el segundo ex presidente estatal de ese partido, al que después se le retiró el registro por diversas irregularidades, que misteriosamente no fueron detectadas al principio.

Después Pastor confesó que del mismo partido le habían hablado para decirle que las cédulas de respaldo que estaban elaborando serían para Castell y no para él.

Irónicamente, una figura que fue pensada para oxigenar a las candidaturas partidarias rápidamente incurrieron en algunos de los peores vicios de los partidos políticos.

Algunos aspirantes a candidatos presidenciales independientes cayeron en la trampa de recurrir a una especie de mercado negro de datos electorales, el cual no ha sido erradicado, que ha dejado a dos de ellos fuera de la contienda y a una tercera, Zavala, con serias dudas sobre la legitimidad y legalidad de su eventual candidatura.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.