• Regístrate
Estás leyendo: 8 de agosto ¿una coincidencia histórica?
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 17:09 Hoy

Paideia política

8 de agosto ¿una coincidencia histórica?

Gabriel Corona

Publicidad
Publicidad

El día de ayer pasará a la historia por ser la fecha de un acontecimiento histórico muy relevante: Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recibió su constancia como presidente electo de México; sin embargo, una horas antes Elba Esther Gordillo obtuvo su libertad definitiva, después de más de cinco años de estar sujeta a proceso, primero en un reclusorio preventivo y luego en prisión domiciliaria. 


El último acontecimiento ha dado lugar a un sinnúmero de especulaciones en torno a la coincidencia de ambos hechos. El primero abre muchas y variadas expectativas entre la sociedad mexicana, por las promesas de gobierno que tienen como eje principal el combate a la corrupción. El segundo genera diversas conjeturas sobre si acaso el ahora presidente electo tuvo algo que ver en la absolución de Gordillo.

Esta idea ha sido alimentada desde hace mucho tiempo, por la coincidencia de ambos personajes en su rechazo a la llamada reforma educativa. Desde que el actual presidente la anunció, a principios de su sexenio, Elba Esther se opuso a ella. Por su parte, López Obrador hizo de la derogación de tal reforma, y de todas las demás del sexenio de Peña Nieto, una de sus principales promesas de campaña.

A partir de la anterior coincidencia, surgió también la versión del apoyo de Gordillo, y del magisterio afín a ella, a la candidatura presidencial de AMLO, el cual había rechazado en 2006, con las consecuencias por todos conocidas en los resultados electorales, que al final le fueron adversos, porque ese mismo apoyo sí fue aceptado por Calderón, quien finalmente accedió a Los Pinos.

Esta hipótesis se reforzó por la presencia del yerno y del nieto de Elba Esther en la campaña de AMLO, así como de otros ex líderes magisteriales afines a ella. Eso ha generado la idea de que ella buscaría beneficiarse de la eventual marcha atrás en la reforma educativa del presente sexenio. Es decir que le pasaría la factura a AMLO por el apoyo recibido.

Por esta razón, dado que los sindicatos son una de las principales fuentes de corrupción y enriquecimiento personal en México, es fundamental que el López Obrador marque distancia de estos poderosos líderes, especialmente de los de los sindicatos petrolero y electricista, de lo contrario su discurso contra la corrupción quedará solo en eso. Es importante que el presidente electo tome decisiones en este sentido. 

Esta es una condición indispensable para la construir democracia sindical en nuestro país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.