• Regístrate
Estás leyendo: Nuevo Secretario, nuevas promesas
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 02:49 Hoy

Paideia

Nuevo Secretario, nuevas promesas

Gabriel Castillo Domínguez

Publicidad
Publicidad

Resulta interesante ver el activismo del nuevo Secretario de Educación: reuniones, entrevistas, declaraciones, discursos, han sido la constante desde que asumió el cargo. En todo ello veo como elemento común las promesas, pues no me atrevería a llamar compromisos a los planteamientos que ha hecho para, según él, concretar la reforma educativa.

Aunque algunos analistas han visto en Aurelio Nuño Mayer cualidades para impulsar una nueva forma de ejercer la política, con habilidades para la negociación y el diálogo con los distintos actores que intervienen en el campo de la educación, lo cierto es que un rostro fresco, con propuestas que incorporan aspectos en apariencia novedosos, no va a lograr gran cosa en un sistema político que ha vuelto a poner en vigor la vieja cultura priísta con cuadros jóvenes.

No entraré en detalles respecto a los rasgos de esa cultura, pero debe llamarnos la atención que en el primer círculo del poder se sigue actuando como si en el país todo estuviera bien. A mitad del sexenio se dan cambios en el gabinete presidencial que se caracterizan, según señalé en otro artículo, por el gatopardismo y responden al reparto de cuotas políticas.

Los nuevos cambios en la Secretaría de Gobernación vienen a confirmar lo dicho. ¿Habrá alguien que crea que las instituciones del país se fortalecen con la incorporación de un personaje como Humberto Roque Villanueva que ya forma parte del folclore mexicano, o de Arturo Escobar que llega a la Subsecretaría de Prevención del Delito como pago de cuota a un partido que ha violado reiteradas veces la ley? Trato de fundamentar lo expresado en el sentido de que el nuevo Secretario de Educación, concediendo que de verdad tenga las cualidades que se mencionan y las mejores intenciones, no podrá concretar fácilmente lo que ha prometido: 1) mayor proximidad y diálogo con el magisterio; 2) cercanía de la SEP con los estados, para lo que se crearán cinco zonas territoriales; 3) suficientes recursos para infraestructura, anunciados a los secretarios de educación de las entidades; 4) promesa a la ANUIES de que no habrá recortes presupuestales a la educación superior.

Ahora nos debe decir cómo podrá cumplir esto con un austero presupuesto de egresos. ¿Ya conocerá las condiciones materiales de las escuelas y las verdaderas necesidades de formación de los maestros? ¿Le alcanzará el tiempo para acercarse a las regiones, escuchar a los actores y tener una visión completa de la problemática educativa? Lamento ser escéptico, pero promesas parecidas escuché en otros sexenios y no se cumplieron.


gabriel_castillodmz@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.