• Regístrate
Estás leyendo: Negar la realidad
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 00:29 Hoy

Paideia

Negar la realidad

Gabriel Castillo Domínguez

Publicidad
Publicidad

México ha sido reprobado en materia de derechos humanos por un organismo internacional competente, la Comisión Interamericana de Derechos Humano (CIDH). Las observaciones, derivadas de la visita que en fechas recientes realizó a nuestro país un grupo de expertos, son puntuales y contundentes.

Señalan la situación de las personas desaparecidas, en elevado número, que consideran alarmante; aluden a la práctica generalizada de la tortura y la existencia de ejecuciones extrajudiciales, además de afectaciones a grupos vulnerables como migrantes e indígenas.

El informe es claro y directo, sustentado en múltiples testimonios y en investigaciones realizadas, pese a limitaciones al acceso a la información, por supuestas o reales razones de seguridad nacional.

Es destacable que todo lo señalado se ubica en un contexto de impunidad, imperante desde hace décadas en nuestro país, y el hecho grave de que instituciones y dependencias federales, entre las que se cuentan la Secretaría de la Defensa, la de Marina, la PGR, el Instituto Nacional de Migración, procuradurías locales y personal penitenciario, sean partícipes o responsables de mucho de lo que se afirma.

Frente al panorama que nos ofrece la CIDH, nos encontramos con una lamentable respuesta del gobierno mexicano: negar la existencia de una crisis en materia de derechos humanos. Pero eso no es todo.

Ante la ratificación de la CIDH de la validez y consistencia de su informe, además del aval al mismo por parte de casi un centenar de organizaciones de la sociedad civil vinculadas al tema, el gobierno vuelve a negar.

Casualmente, aunque dicen que en política no hay casualidades, el día que se publica el informe se realiza en Durango un acto relativo a los derechos de los indígenas, con éstos sólo como parte de la decoración.De verdad es increíble la incapacidad de autocrítica en la clase gobernante.

¿Por qué no asumir la responsabilidad frente a un informe tan contundente? ¿Por qué no reconocer la necesidad de rendir cuentas al respecto y tomar medidas para acabar con la impunidad que ha alimentado esa crisis? No hay prevención más allá del discurso. No hay suficientes investigaciones efectivas y concluyentes que lleven al procesamiento y sanción de los responsables de violaciones de derechos humanos.

Víctimas y familiares están en espera de justicia. ¿Y entonces? Al negar la realidad se está negando la posibilidad de resolver este problema que ya adquirió dimensiones internacionales. Hay tiempo de rectificar y corregir el rumbo.


gabriel_castillodmz@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.