• Regístrate
Estás leyendo: Los retos de MORENA II
Comparte esta noticia

Paideia

Los retos de MORENA II

Gabriel Castillo Domínguez

Publicidad
Publicidad

La reflexión que se requiere en el Movimiento de Regeneración Nacional convertido en partido político, respecto a la enorme cantidad de votos recibidos en la pasada elección, es un primer paso en los retos y tareas que tiene por delante. Una vez que entiendan, y les quede muy claro, que millones de sufragios corresponden a amplias franjas de la población que no militan en MORENA, pero tuvieron la decisión de utilizarlo como instrumento para el cambio, habrán de pasar a analizar y enfrentar otros retos según lo planteo enseguida. 


Quienes lograron un cargo de representación popular y acompañarán al Lic. López Obrador en un tramo o en todo su periodo de gobierno, deberán asumir que otro gran reto será estar a la altura del liderazgo y del proyecto de Nación que representa el próximo presidente, conformado con el sentir y las aspiraciones de la población mayoritaria con la que tuvo contacto directo en sus múltiples giras por el país. Gobernadores, Diputados Federales, Senadores y Diputados locales tienen el compromiso de cumplir con el mandato que recibieron en las urnas el 1 de julio y, para ello, están obligados a tomar conciencia que se requiere formación, de la que lamentablemente han carecido muchos de nuestros políticos en los tiempos recientes. La clase política se fue conformando con individuos marcados por la ambición y no por la vocación de servicio o la preparación, distinguiéndose muchos de ellos por conductas poco éticas que hoy deben ser desterradas. 


No será fácil lograr el cambio en este sentido, pues MORENA tiene actualmente una composición plural con militantes que provienen de otros partidos, algunos de los cuales fueron parte de la corrupción que se busca combatir. 

 
De acuerdo con lo anterior, es de esperarse que hagan propio lo que señaló el presidente electo en reciente reunión con quienes fueron electos, en cuanto a “que se dejen de politiquerías” y entiendan que “se rompió el viejo molde de hacer política”. Les pidió cero corrupción. Actuar con base en principios y con austeridad. No olvidarse de la gente. Mantener la comunicación con sus representados y los pies en la tierra. Asumir que el poder se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás. De ese tamaño es el reto para no desvirtuar o pervertir un proyecto que puede ser de largo alcance con tendencia de izquierda. 



gabriel_castillodmz@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.